ENEMIGOS DE LAS GORDITAS CON GAFAS: EVENTOS NAVIDEÑOS

Si, ya lo sé, llevo mucho tiempo sin escribir, y aunque much@s me habéis preguntado que cuando salía mi nueva entrada, lo siento, no he tenido tiempo. Algunos ya sabréis el por qué, y para los que no lo saben deciros que por fin he abierto el despacho de Coach Nutricional en la Avda. ORDOÑO II n 17 7º puerta 10 aquí en la ciudad de León. Allí me podréis encontrar físicamente o telefónicamente (para los que no sois de León y os estáis poniendo en contacto conmigo), todos aquell@s que tan identificados se sienten con mi experiencia y que necesitan un asesoramiento dietético y personal.  Ya sabéis cual es mi lema: “Si yo puede, tú también puedes, solo necesitas dejarte ayudar”

Después de las novedades, voy al tema de hoy, si ¡¡ YA ES NAVIDAD!!! Ya hace semanas que las estanterías de los supermercados están llenas de polvorones, turrones y dulcineo vario… porque como dice el Villancico: “Navidad Navidad DULCE Navidad, mazapanes, polvorones… te vas a zampar…Navidad Navidad   DULCE Navidad peladillas y turrones… todo en cantidad!!!!

Porque si amigos, este mes de Diciembre entre cenas de empresa, de amigos, familiares, Noche Buena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes…. Y dejo ya de citar… VAS A ENGORDAR ¡¡¡¡Y LO SABES!!

Y no es solo que las Navidades son sinónimo de excesos gastronómicos y alcohólicos, sino que es cuando más encuentros sociales se realizan y claro, todas/os queremos estar divinos/as y entrar en esos vestidos o trajes tan estupendos y maravillosos ya reservados para la ocasión. En la mayoría de los casos o no llegarás a entrar en ese vestido nunca más, o es tan cantoso que no lo vas a volver a poner. Eso en el mejor de los casos… el peor puede ser que hayas engordado tanto que en Nochevieja ya no entras en ese vestido con lentejuelas que te compraste el finde del puente de la Constitución. Si amig@s estas cosas pasan, aun recuerdo ese vestido jajá

Ante este aluvión de grasas e hidratos, por qué no nos planteamos en Noviembre empezar una “operación polvorón”,  como la que empezamos en primavera para el verano… y así nos evitamos llegar a la cena familiar con el cinturón ya  con dos agujeros nuevos y los dedos cruzados para que tu abuela, tía o el que toque ese año no te recuerde lo gorda que estás!

Lo peor no es eso, sino que nos cebamos tan tranquilos y contentos y todo porque ya tenemos interiorizados los propósitos del Año nuevo, que son: empezar el gimnasio, adelgazar y en algunos casos dejar de fumar. Y ante esto yo me pregunto.. ¿Por qué el Instituto Nacional de Estadística, o la organización que sea, no se plantean  hacer un sondeo de cuántas personas son capaces de conseguir esos supuestos e utópicos Propósitos? ¿Cuántos de cada 100 han adelgazado, aunque solo sea lo que engordaron en Navidad? ¿Cuantos han ido todo el nuevo año al gimnasio después de pagar por adelantado las 12 cuotas porque salía muuucho mas barato? …

Pues eso, que no pasa nada por no comer tanto en Navidad, es más yo el año pasado ni probé los dulces navideños y ¡¡aun sigo viva!!, eso sí, no os voy a engañar este año ya he comido lo del anterior y este.. Pero ya sabéis…. Mañana es lunes y empiezo la dieta y el gimnasio… jajá

¡¡¡¡Felices fiestas a tod@!!! Y pensar que lo más importante es ser feliz y disfrutar de la buena compañía que suele proporcionarnos estas vacaciones. Os estamos esperando con los brazos abiertos y las neveras llenas,  a todos aquellos que volvéis a casa por Navidad…

Saludo de LA GORDITA CON GAFAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s