LA CIENCIA DE LA AUTOESTIMA. Parte 2

 

Cumpliendo mi promesa, aquí tenéis la segunda parte dedicada a esa anhelada y deseada “amiga” que muchos por desgracia no conocen, o la dan ya  por desaparecida:  LA AUTOESTIMA

Tal y como relaté en el post anterior, yo siempre pensaba que la autoestima dependía de factores externos como: estudiar más, sacar muy buenas notas, tener un gran trabajo, tener el cuerpo “ideal” (ese que nos venden las marcas de moda y publicidad”), tener pareja, tener una casa etc. etc. ¡Qué equivocada estaba!

Ya lo dijo el gran JOHN LENNON: “La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado en hacer otros planes”.

Siempre nos preocupamos más de los errores del pasado y de las incertidumbres del futuro que de vivir el PRESENTE.

Yo no quiero decir que ahora viva en el país de la piruleta ni el “Los mundos de Yupi” (esto solo lo entenderán los de la generación de los 80), pero sí que he aprendido que la autoestima sólo depende de MÍ, y de aprender a quererme YO a mí misma ¡TAL Y COMO SOY!

De nada vale el amor incondicional de mis padres, pareja, amigos… si no me quiero YO. Para mi  ¡ESO ES LA AUTOESTIMA!

Si no tienes una buena relación contigo mismo ¿Cómo vas a tener una buena relación con los demás?

Si no confías en ti ¿Cómo vas a conseguir tus objetivos?

Si no te gustas, si no te aceptas ¿Cómo vas a ser feliz?

Como muchas veces digo, yo no tengo nada de especial, ni tengo una gran fuerza de voluntad como muchos me adjudican, ni soy una gurú DE NADA, ni soy una solucionadora de problemas. Solo soy una simple gordita con gafas que ha aprendido “a caerse 5 veces y levantarse 6”. Así que tampoco me veo con la capacidad de escribir consejos para cambiar la vida de nadie, pues la labor de un coach no es precisamente esa, no consiste en adoctrinar ni transformar a nadie, sino que sea la propia persona que contrata mis servicios la que sea capaz de cambiar por sí misma. Porque solo nosotros podemos poner solución a nuestros problemas; o bien afrontándolos y tomando cartas en el asunto (combatiendo el miedo al fracaso) o tener que aceptarlos, asumirlos y superarlos , cuando ya no tienen solución.

Mi trabajo como coach nutricional consiste en conseguir hábitos saludables de forma permanente (comer sano, practicar deporte…) también la pérdida de peso, pero sólo si es necesaria. Desde mi punto de vista mi principal finalidad, es enseñar a la gente a “aprender a quererse” a que “se marquen objetivos reales y medibles y acompañarlos en el proceso”.  Así que el aumento de la AUTOESTIMA viene implícito en todo el proceso del coaching. Si consigues adelgazar, pero sigues sin quererte, ni aceptarte tal y como eres, entonces mi trabajo solo habrá servido al 50% de su efectividad.

Es muy gratificante ver cómo la gente empieza a confiar en sí misma, y tú saber que apenas has hecho nada más que darles el empujoncito que necesitaban, todo lo han logrado por ellos mismos.

Vivimos en una sociedad en la que decir: TE QUIERO, AHORA ESTOY GENIAL, ME SIENTO FELIZ… ¡NOS CUESTA! Sin embargo, criticar y quejarse sale solo constantemente (así me he pasado yo toda mi vida jajá) y encima está socialmente más aceptado de forma natural. Pues decir, ME QUIERO Y ME ACEPTO CON MIS VIRTUDES Y DEFECTOS, es una diana fácil para que te tachen de vanidoso, narcisista, exagerado, pelota, demasiado entusiasta etc etc.

Yo abogo por el SANO EGOÍSMO, por el ¡voy a conseguir ser la mejor versión de mi misma!, para poder demostrar todo mi amor a las personas que quiero admiro, eh incluso a las que ni conozco. Porque si en este, casi año como coach, he aprendido es que “dar sin esperar nada a cambio tiene antes o después alguna recompensa” Porque de toda la gente que he conocido he aprendido algo.

Bueno pues como no soy de dar consejos, mejor llamémosles:

Pequeñas ideas de una gordita con gafas para aumentar la autoestima:

  1. Escúchate a ti mismo y revisa el modo en que te hablas: “soy una inútil”, “soy vaga” “estoy gorda” … si siempre te hablas de forma negativa ¿crees que vas a quererte alguna vez?
  2. Acéptate cómo eres: escribe si es necesario las cosas que no te gustan de ti. Si crees que se pueden cambiar o mejorar ¡entra en acción ya! También haz otra lista con tus logros, valores y virtudes y escríbelos ¡aún más grande!, para nunca perderlos de vista, porque esa es tu identidad.
  3. A prende a decir que no: no siempre has de anteponer los deseos de los demás a los tuyos. Haz deporte, lee, baila…DEDICATE TIEMPO para ti mismo.
  4. No busques la aprobación de los demás: una cosa es pedir consejo… y otra cosa es dejar que las decisiones más importantes de tu vida las decidan otros por ti.
  5. Márcate metas y objetivos: siempre deben de ser realistas, que se puedan medir y con unas fechas claras y objetivas…VIVE el HOY, pero no pretendas conseguirlo todo de forma rápida y fácil…disfruta del camino.
  6. Aprende a perdonarte: esta es una de las más difíciles. Perdónate por todos los errores que sabes que cometes, por todos los “y si hubiera hecho…” “y si hubiera dicho…”. El pasado ya no depende de ti, el presente y el mañana aun los puedes conquistar.

Podría pasarme horas escribiendo sobre este tema que tanto me apasiona, pero creo que ha quedado bastante claro en que solo nosotros podemos gestionar y aumentar nuestra autoestima.

Yo tuve que aprender a conocerme primero a mí misma , para poder conocer y combatir a mi peor enemigo; así que os dejo que me voy a seguir con la batalla.

 

Un saludo LA GORDITA CON GAFAS

LA CIENCIA DE LA AUTOESTIMA. Parte 1

Lo primero decir que este post está basado en mi propia experiencia como “gordita con gafas” y en los muchos libros textos y blogs leídos sobre este tema durante mucho tiempo.

Al final os añado el enlace del blog HABILIDAD SOCIAL de Pau Navarro cuyo último post La Única Guía 100% Científica Para Mejorar Tu Autoestima me ha inspirado para escribir hoy; A pesar de no estar al 100% de acuerdo con Pau no hay duda de que es muy interesante y de que parte de lo que leeréis aquí está extraído de ese post, mucho más largo y mejor explicado que en este.

¿ Por qué me ha inspirado tanto Pau Navarro? Pues porque su texto comienza con la siguiente pregunta:

¿Cual crees que es tu mayor enemigo?  ¡Yo lo tengo muy claro, YO MISMA! De hecho, en los primeros escritos, de este querido blog que ya ha cumplido un año, hay uno dedicado al “mayor enemigo de las gorditas con gafas”: nosotras mismas.

Si aún no habéis llegado a esta conclusión y seguís pensando que vuestro mayor enemigo es: vuestro jefe, vecino, padres, pareja, amigo, Hacienda, suegra etc. etc. en mi humilde opinión es que solo os atrevéis a señalar a un tercero sin asumir que solo vosotros mismos tenéis la posibilidad de cambiar las cosas.

Es cierto que si odias a tu jefe porque es un pedante y te hace la vida imposible, solo tú tienes la opción de cambiar esta situación: o cambias de trabajo (que según está la cosa el miedo a afrontar esa situación hay que reconocer que será muy grande) o asumes que es un “tirano/a” y tratas de que te afecte lo mínimo posible canalizando tus emociones.

Muchos estaries pensando:¡ esta Virginia que fácil lo ve todo! NO,nadie ha dicho que sea fácil y nada en la vida lo es, pero enquistarse en rencores y vivir solo pensando en el lado oscuro de la vida te lleva a no vivir.  Lo digo con conocimiento de causa, asi me paseé los ultimos 35 años de mis 36 de vida…

Yo me pasé el 97,22% de mi vida echando la culpa los demás de mi infelicidad; esperando a que cuando acabara la carrera ¡ya sería feliz!, a que cuando encontrara pareja,¡ ya sería feliz!, a que cuando tuviera trabajo ¡ya sería feliz!… e incluso mi mayor sueño de siempre SER DELGADA y creer que mi baja autoestima era por culpa de mi sobrepeso, y que cuando por fin fuera delgada ¡YA, POR FÍN, IBA A SER FELIZ! . Pues no amigos…estaba equivocada.

Después de conseguir todas esas cosas: carrera, novio, trabajo, peso ideal… ¡seguía siendo inmensamente infeliz! Porque seguía teniendo una autoestima por los suelos.

La definición de autoestima es ,la manera en que nos juzgamos y evaluamos. Dicho de otra forma, la autoestima es cómo nos sentimos con nosotros mismos.

Consiste en todo el conjunto de creencias, valoraciones y pensamientos que tenemos sobre nosotros, y que hemos ido creando a partir de nuestras experiencias. Además, la autoestima tiene varias funciones psicológicas, aunque a veces provoque justo lo contrario:

  • Satisfacer tu necesidad de sentirte bien contigo mismo
  • Reducir el impacto de los rechazos que sufres en tu vida
  • Protegerte del miedo y la incertidumbre.
  • Motivarte a luchar por tus metas

A todos nos gustaría ser más listos, más guapos, más ricos… pero la autoestima no depende de eso, sino de la capacidad de ser feliz con lo que ERES y tienes en este momento.

Yo tardé tiempo en darme cuenta de que tenía baja autoestima pues mi elevado ego me impedía reconocerlo.

¿Cómo saber que sufres de baja autoestima?

  • Te sientes inferior a los demás
  • Te desmotivas con facilidad y no terminas lo que empiezas
  • Evitas cualquier situación en la que puedas fracasar
  • Te sigues culpando de tus errores del pasado
  • No crees que haya nada especial en ti
  • No te sientes atractivo
  • Evitas relacionarte con los demás
  • No expresas tus ideas u opiniones
  • Habitualmente sientes ansiedad y una profunda tristeza
  • Eres muy perfeccionista y no valoras lo que consigues
  • Te cuesta mucho tomar decisiones
  • Te corroe la envidia cuando los demás consiguen algo

Puf leyendo otra vez esto, veo que hace tan solo poco más de 1 año cumplía todas esas afirmaciones.  Ahora ya no! Porque vivo con la actitud del “sano egoísmo” de anteponer mis deseos y creencias antes que complacer a los demás. Porque como bien dijo ayer GERMAN GONZALEZ ANDRES en el curso de COACHING Y GESTIÓN EFICAZ DEL TIEMPO al que tuve el placer de asistir:

“Cuando vives para uno mismo, vivirás mejor para dar a los demás” “Si tratas de complacer al mundo serás infeliz, pero si tratas de complacerte a ti mismos serás feliz y complacerás al mundo

Bueno hasta aquí ya os dejo la primera parte que ya bastante da para reflexionar… ¡en unos días más!

Me despido con una frase de Woody Allen (tampoco es que sea santo de mi devoción, pero está claro que éste de éxito sabe): “No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS

Enlace del blog de PAU NAVARRO: http://habilidadsocial.com/aumentar-autoestima-ciencia/