¿PENSANDO OBJETIVOS TRAS LA VACACIONES? O ¿ACTUANDO YA?

Ya estamos en septiembre, ¿el mes de los cambios?.

Al igual que enero en el que siempre nos marcamos buenos propósitos como: apuntarse al gimnasio, dejar de fumar, perder peso, aprender inglés… septiembre es otro mes de cambio de ciclo, muy idóneo para que nuestra mente quiera empezar a cambiar e incluso sea uno de los mejores momentos para hacerlo.

 ¿Por qué puede ser mejor septiembre que enero?

Desde el punto de vista de muchos psicólogos, septiembre es el mes que desde la infancia hemos marcado como el “mes del cambio”; en esa etapa,  se cambia de colegio, de compañeros, de libros, de profes… y ya en la edad adulta solemos “pretender” cambiar muchas cosas de nuestras vidas. Suelen ser esas áreas más relevantes sobre las que hemos podido reflexionar a lo largo de las vacaciones (relaciones de pareja, trabajo, salud y bienestar, retomar aficiones etc.)

Lo importante no es solo plantearse ahora porque sea septiembre : hacer deporte, comer más sano, aprender inglés, apuntarse a clases de baile … lo importante es ¿estoy lo suficientemente motivado para hacerlo? ¿los beneficios que me van a aportar estos cambios son lo suficientemente poderosos para que no abandone mis propósitos ante la primera adversidad de mi mente saboteadora?

Y es que no solo vale con pensar en cambiar… ¡hay que QUERER CAMBIAR y sobre todo ACTUAR!  Y a veces nosotros solos, por mucho que lo deseemos, o muy motivados que estemo por conseguir ese objetivo, no seremos capaces de conseguirlo, porque somos unos maravillosos fabricantes de excusas que nos entorpecen el camino hacia la META.

El problema viene cuando ya hemos intentado conseguir por nuestros propios medios ese objetivo, pero al final hemos fracasado (por pereza, por vagancia, por falta de motivación, por la razón que sea…) aquí es cuando nos venimos abajo y llegamos a pensar que nunca lo vamos a conseguir. En este punto tenemos 2 opciones:

  • a) SEGUIR DONDE ESTAMOS, lamentándonos de “quiero, pero no puedo” 
  • b) ¡ACTUAR! ¡Si no puedes tu solo …busca ayuda! Pero NO TE RINDAS

Si quieres aprender inglés y no te funciona el método casero te apuntarás a una academia, pues con los hábitos alimenticios y nutricionales pasa igual… Todos sabemos, más o menos, qué es lo que nos perjudica y nos favorece a la hora de comer, pero es necesario contactar con profesionales para que nos marquen unas pautas y nos ayuden en el camino. EL COMPROMISO CON UN TERCERO, CREEDME. ¡FUNCIONA!!

En mi caso “en casa del herrero cuchillo de palo”, claro que sé que me hace engordar, claro que sé que me hace adelgazar… pero cuando falla el compromiso conmigo misma necesito a alguien (cuanto más externo sea de mi entorno mejor). Esta es la labor principal de un COACH

Un coach es un profesional que ayuda a conseguir objetivos y metas, a través de la motivación, trazando un plan de acción y estrategias para llegar a la meta, pero DISFRUTANDO DEL CAMINO!

Un coach nutricional como es mi caso, no es un SOLUCIONADOR DE PROBLEMAS, NO ES UN NUTRICIONISTA (aunque tenga estudios de nutrición), NO ES UN PSICÓLOGO; en el coaching la parte activa del proceso es la persona que quiere cambiar (coachee, cliente) NO es el profesional. La función del coach es la de facilitador, asesor, provocar la reflexión a través de preguntas relacionadas con el ámbito que queremos mejorar. Es un creador de estrategias, planes de acción, un compañero de viaje que, a través de herramientas de desarrollo personal, motivación, programación neurolingüística, inteligencia emocional… hará que seas TU MISM@ el que encuentre tus mejores soluciones y alcanzar tu objetivo!

 Si eres de l@S que piensan que:

  • Como no tengo fuerza de voluntad nunca conseguiré quitarme esos kilos de más.
  • No estoy conforme con mi actual cuerpo, pero siempre busco excusas para cambiar mi mala alimentación: “estoy muy estresada ahora”, “no tengo dinero porque se supone que hacer dieta es muy caro”, “empiezo el lunes”, “mejor lo dejo ya para la operación bikini”
  • He probado mil dietas y métodos archiconocidos, médicos, nutricionistas, productos de moda, pero me he cansado pronto de todo, o no he obtenido los resultados esperados.
  • He gastado mucho dinero en hacer dietas y a pesar de conseguir buenos resultados recupero el peso muy rápido y no soy capaz de mantenerme.
  • Sé que hay que comer 5 veces al día, tomar mucha agua, hacer deporte …y sé  pero me es imposible aplicarlo en mi día a día.
  • La báscula ejerce un gran poder sobre mí, es capaz de alterar estado de ánimo.
  • Tiendo a comer cuando me siento estresado, enfadado o aburrido, las emociones me dominan!!
  • Me siento culpable cuando como demasiados alimentos “prohibidos” (dulces, comida rápida…)
  • Sé que debo y quiero adelgazar, pero ya me he rendido y resignado … ¡ya no tengo fuerzas para más dietas!

¡¡¡CRÉEME NECESITAS UN COACH NUTRICIONAL!!!

Si te estás planteando cambiar y puede que te interese mi ayuda puedes encontrarme en:

mi web: www.coachnutricionalvirginiamartinez.es

Podemos trabajar de forma física: Avda. ORDOÑO II N 17 7º PUERTA 1O ; LEÓN

o telefónica 669278814 – 987794750 u online viragronomo@hotmail.com , TU ELIGES…

UN SALUDO DE LA GORDITA CON GAFAS