GORDITA CON GAFAS …¡Y ENGORDANDO!

8 Julio del 2021, 41 años recién cumplidos y la gordita con gafas vuelve a estar ¡más gordita que nunca! ¿por qué será? ¿qué te este está pasando VIRGINIA?

Muchos ya sabréis la respuesta, pero hoy me animo a hacerlo público: ¡ESTOY EMBARAZADA!

Aun me es difícil compartir esto. A pesar de que ha sido todo bastante rápido (en comparación con otras mujeres que se han sometido a una Fecundación in vitro (FIV)) el miedo sigue ahí. Miedo e ilusión son las emociones que más representan todo este proceso, que trataré de contar desde el principio y en diferentes post (si me veo con fuerzas).

Hoy solo me quiero centrar en la noticia, en las ganas de decir a gritos ¡VOY A SER MADRE!

MADRE SOLTERA POR ELECCIÓN esa es mi nueva “etiqueta” y mira que las odio, pero creo que es muy importante ponerles nombre a las circunstancias individuales que se salen de los “patrones sociales predominantes”.

La mayoría de las mujeres no se verán obligadas a tener que dar tantas explicaciones, están embarazadas … ¡y punto!  Yo sí, yo si siento la necesidad de tener que explicar mi situación, y no porque nadie me lo exija ni me lo imponga, pero acepto que lo habitual es que me bombardeen a preguntas (más o menos incómodas) desde la más absoluta ignorancia y presuponiendo todo el cariño del mundo. La pregunta más repetida…¿quien es el padre? La respuesta: NO HAY PADRE, hay un donante anónimo .

Después de 12 años de relación de pareja en la que sí que nos plateamos ser padres, pero ni siquiera lo intentamos por muchas y variadas razones, a muchos les sorprende que haya tomado esta decisión. Tras  casi dos años de soltería elegida, conociendo con mayor o menor éxito a distintos hombres, mis ganas de formar una familia tradicional (hombre, mujer e hijos) se fue desvaneciendo mientras el reloj biológico no daba tregua. Una pandemia mundial con un encierro en soledad de más de 52 días me ayudo a tomar la decisión más difícil de mi vida: si quieres ser madre tendrás que serlo SOLA.  Tuvieron que pasar muchos meses para tener el valor suficiente para preséntame en una clínica privada de reproducción asistida. Bien es cierto que sola no he sentido, ni me siento, pues mis padres y amigas más cercanas siempre me han apoyado y me han acompañado emocionalmente.

En noviembre del 2020 comencé con las pruebas y el proceso de fecundación in vitro en una clínica privada de la ciudad de León y tras un intento fallido, el embarazo llegó.

NO, no ha sido fácil llegar hasta aquí ( casi en la mitad del embarazo). Emocionalmente está siendo un desafío muy grande, un “parque de atracciones” brutal jaja, pero esto … ¡solo acaba de empezar!

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS