SEGUIR LA DIETA EN NAVIDAD Y NO ENGORDAR EN EL INTENTO: 10 CONSEJOS PRÁCTICOS

Queridos lectores ya está aquí la NAVIDAD hoy 22 de diciembre es el día en el que los españoles frustrados por no haber ganado la Lotería llamamos “el día de la salud”, pues recordemos lo valiosa que es durante todos estos días de comilonas y eventos varios.

Os aconsejo leer mi simpático post del año pasado para tener más visión sobre el tema: https://lagorditacongafas.com/2015/12/13/enemigos-de-las-gorditas-con-gafas-eventos-navidenos

Bien pues si, a estas alturas, seguro que ya estamos hartos de ver colas en los supermercados como si fuera el apocalipsis, luces de colores por las calles animándote a ir de cañas en vez de ir al gimnasio, y miles de grupos de WhatsApp discutiendo sobre qué fecha ponemos para la famosa “cena de navidad” etc. etc.

Ya también sabremos donde y con quien vamos a pasar las Navidades (quien no tenga esto claro, le animo a que deje atrás los rencores, y rencillas del pasado y opte por reconciliarse con los suyos… porque a pesar de no ser yo muy forofa de la Navidad, si he de reconocer que me encanta aprovechar estas fechas para regalar cosas, para decir a los míos que les quiero, para reunirme con los viejos amigos que van haciendo sus vidas lejos de ti, pero que siempre están presentes. Y no es que sea un hipócrita por solo recordarlo en Navidad, sino que así no me llaman PESADA cada vez que me pongo cariñosa por WhatsApp, por Facebook, por teléfono y hasta en persona ¡y sin haber bebido, que conste!

Porque una de las cosas que más valoro desde “mi transformación” que más que física ha sido mental, es la importancia de dar las gracias a todos aquellos que te tratan bien, la importancia de valorar cada pequeño detalle y sacrificio que cualquier ser querido hace por ti… llamadme empalagosa, romántica o lo que queraís, pero me encanta decir GRACIAS Y TE QUIERO. Todos los días en mi cuaderno de bitácora apunto los logros del día y porque debería dar las gracias y a quien… cuando aprendes a vivir agradeciendo parece que todo sale mejor.

Bueno que me desvío… ya me puse sentimental y ni he comentado nada de cómo tratar de no engordar. Aquí van mis consejos:

  1. Haz deporte: no pretendo que te corras todas las San Silvestres de la provincia, ni te pases el día en el gimnasio, pero si puedes hacer 30-40 minutos de ejercicio en casa y dejar el coche en el garaje que ahora hay mucho tráfico.
  2. Come 5 veces al día, pero no piques entre horas: esquiva esas bandejas de polvorones, turrones y peladillas que están durante horas en las mesas y cocinas de todos los españoles.  Pero no te saltes ninguna comida de tu plan nutricional, para que en las comidas principales no llegues con un hambre feroz y poder comer sin excesos en las comidas más importantes.
  3. Apuesta por los mariscos, carnes y verduras: que sea Navidad no significa que sea necesario cenar una FABADA ni comerte un cochinillo tu sol@. Acompaña todo con una buena ensalada que te saciará y ayudará a que comas menos de otras carnes más grasientas que suelen merodear por nuestras casas.
  4. Aprende a decir que NO: no pasa nada por explicar a tu madre, abuela cuñada… que NO NECESITAS COMER MAS DE ESE MARAVILLOSO PLATO QUE HA HECHO CON TODO SU AMOR. Hay que aprender a priorizar: ¿es más importante complacer los deseos de terceras personas halagando sus platos, o soy más importante yo cumpliendo con mis objetivos?
  5. Nunca llegues a la mesa con mucha hambre: lo normal es que en estas fechas comamos y cenemos mucho más tarde de lo habitual, y puede que a pesar de hacer tus 5 comidas, a la hora de la cena, ya te subas por las paredes porque algún primo aún no ha llegado. Pues en ese caso, vete a la cocina, coge unos pepinillos sírvetelos de aperitivo, o un poquito de nuestra maravillosa cecina de León. ¡Pero nunca esperes ahí como haciendo fuerzas para luego sentarte y comerte hasta las servilletas decoradas de bombones!!
  6. Cuidado con las calorías vacías (dulces industriales y bebidas): Las calorías vacías están en aquellos alimentos que al consumirlos te aportan muchas calorías, pero pocos nutrientes de calidad, con lo que favorecen el aumento de peso y al no quemarlos se suelen transformar en grasas de reserva. Esa famosa barriga cervecera, por ejemplo.

Las calorías vacías del alcohol, además son muy difíciles de quemar. Las bebidas alcohólicas aportan 7 Kcal por gramo de alcohol frente a las 4 kcal que aporta por ejemplo el azúcar.

¿Compensa beberse hasta el agua de los floreros?… ahí lo dejo

Yo siempre digo: “todo lo que de bebe se baila “así que por cada brindis un Villancico bailado con pandereta.

7. Come despacio: mastica bien, cuanto más hables menos comes, así que cuéntales tus hazañas a toda la familia, tómatelo con calma y saborea cada plato… que lo de correr es solo para las uvas de Nochevieja.

8. Ni se te ocurra aceptar un “tupper”: las sobras para el que cálculo para 20 cuando solo erais 10 jajá

¡No caigas en la tentación de tu madre ofreciéndote esos manjares, porque a ti mañana te tocara compensar!!

9. Compensa los excesos: después de los días de grandes comilonas toca “desintoxicar “con dietas de choque, bien con frutas, bien con verduras…etc

10. Pésate al menos 1 vez a la semana y toma conciencia: aquí mis coachees tienen  estar alucinad@s, pues siempre digo que no se pesen fuera de consulta mientras estamos en el proceso de cambio. Pero en este caso es diferente, porque los eventos y la “alegría” Navideña puede hacernos perder el Norte y olvidar nuestros OBJETIVOS. Si hemos engordado, tampoco hagamos dramas, pongámonos las pilas y a compensar con más deporte y más verdurita.

En Navidad hay que priorizar, la vida social, la familia, los amigos, pero nunca olvidando nuestros objetivos y porque los estamos realizando.

Conseguir nuestros objetivos y metas solo está al ALCANCE DE NUESTRA MANO: ponte una pulsera que te recuerde todos los días esta frase, (en programación neurolingüística (PNL) se llama ANCLAJE EMOCIONAL, es decir un ancla o un recordatorio de por qué lo llevamos y cuál es su finalidad). Si tras pesarnos nos pasamos hay que tomar conciencia y ponernos las pilas, no vale con el famoso…” ya total. de perdidos al rio” “después de Reyes empiezo” etc. etc.

Toma tu pulsera y cámbiala de mano, así recordaras que debes volver a empezar y olvídate de las frustraciones y lamentos y ponte en acción.

El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia” y en la vida cada día nos brinda la oportunidad de seguir luchando por conseguir nuestros objetivos.

¡FELIZ NAVIDAD!

UN SALUDO LA GORDITA CON GAFAS.

Si deseas ponerte en contacto conmigo no dudes en escribirme o llamarme:

669278814  -987794750

info@coachnutricionalvirginiamartinez.es

http://coachnutricionalvirginiamartinez.es

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s