BYE BYE 2020 parte 2

Hoy continuo con mis logros, pues a pesar de que el 2020 ha sido un año muy duro triste y que pasará a la historia por su devastador virus, no podemos NO HABER APRENDIDO nada de todo esto.

Si ayer os hablaba de lo importante que era practicar la RESILIENCIA es muy importante valorar todas aquellas cosas que no somos del todo conscientes que tenemos, hasta que se pierden o hasta que pasan catástrofes como esta.

Continuo con mis logros del 2020, con las esperanza de que muchos al leerlos también os veáis reflejados y saqueis lo positivo de estos 365 días o incluso os animeis a escribir los vuestros .

Vamos, ¡ que sigo! :

Aprender a aceptar y dejar ir:  comprender que todas aquellas cosas que no dependen únicamente de mí, no las puedo controlar ni modificar, por muchos dones, talentos y energía que invierta en ellos.

Si, en este 2020 a mí también se me han truncado proyectos e ilusiones personales sobre los que había puesto muchas esperanzas, pero no han podido ser y en vez de aferrarme a la tristeza, rabia o frustración he aprendido a “dejar ir” a comprender que las emociones se deben de sentir, pero somos nosotros los responsables de darles la intensidad y duración adecuada. De eso amigos, de eso va la inteligencia emocional (la gran desconocida).

Ser más cariñosa sin contacto físico con mis seres queridos:  una de las cosas que más me ha costado este año , es la de no poder dar abrazos, ni muestras de cariño como besos, caricias etc. etc.  pero he aprovechado todos los medios tecnológicos que existen para demostrar a todos mis seres queridos lo mucho que les quiero aunque no pueda tocarles ni sentirles físicamente.

Vivan las videollamadas, audios, mensajes cartas, emails con familiares y amigos, si algo hemos aprendido es que “estar lejos “en el 2020 no es sinónimo de no “sentirnos cerca”. Creo que hay personas que he visto más en este año que en el anterior. Y han sido muchos, muchos, muchos los te quiero compartidos que antes igual se “omitían” por tenernos cerca.

Venga, también reconozco que he dado “muchos besos prohibidos” y “abrazos clandestinos ” que me han renovado el alma y que he sentido mas potentes que nunca.

Conocer gente nueva, que se han convertido en verdaderos AMIGOS:  Creo que es el año que más nuevas amistades y de calidad he hecho.  Doy las gracias a las “redes sociales” ,con las que en años anteriores he sido bastante escéptica y crítica, por darme la oportunidad de conocer a “GENTE QUE MARCA LA DIFERENCIA” y que han entrado en este 2020 para quedarse y aportarme valor. Gracias a cada uno de vosotros que ya sabéis quienes sois.

Practicar deporte y seguir con un estilo de vida saludable, sin la obsesión de “adelgazar”: Gracias a BEA mi fitness-coach, que me invito a una de sus clases y le cogí gusto a eso de entrenar en casa, diciendole adios a mi tan valorado gimnasio. No solo he conseguido motivarme y disfrutar del deporte, sino que mi relación con la comida aun en los momentos de mayor angustia o ansiedad ha sido sana. NO, NO HE ADELGAZADO, pero ¡nunca fue mi propósito!, ya acepté que tenía que “sanar antes otras cosas “, como el hambre emocional , que mi relación con los kilos de más. las tallas de la ropa , o el número de la báscula. De esto, un año más , estoy muy orgullosa.

Y ya para finalizar, aunque estoy segura de que se me olvida alguno, el más importante de todos, seguir creyendo en mí, seguir trabajando en mi desarrollo personal que me permite sentirme más segura de mi misma, con una mayor autoestima y mucho amor propio.

Adiós 2020, me has dejado muchas lecciones de vida, pero solo pienso recordarte por mis logros, y a ti 2021 que estás a punto de llegar, te pido salud y entusiasmo para que no me falten las fuerza para luchar por los objetivos que me quedan por lograr.

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS

Bye Bye 2020 Parte 1

Parte 1

A unas horas de que acabe, uno de los años más tristes de la historia contemporánea yo me niego a no realizar mi habitual “balance de logros”.

Todas las adversidades, desgracias y problemáticas que han sucedido en este pandémico 2020 son de sobra conocidos por todos, pero… ¿quién no ha sacado nada positivo de todo esto? A pesar de los daños a pesar de las pérdidas, yo me animo a compartir mis reflexiones, desde la posición de “privilegiada” en la que me encuentro, pues este virus tan devastador no ha afectado significativamente en mi bien más preciado: “la salud de los míos”.

 Logros personales del 2020 de esta “gordita con gafas” :

Aceptar la soledad y afrontarla sin miedo: Yo, que creía que tenía el ideal del amor romántico “a lo Disney” aun instaurado en mi software, este año de soltería de auténtica soledad, de vivir aislada durante más de 50 días completamente sola, me ha hecho comprender que todo mi trabajo de autoconocimiento, de autoestima, de desarrollo personal han servido para que alguien tan social como yo, pueda entender que no hay amor más valioso que el amor propio. La soledad elegida ( tras 12 años de noviazgo) es mejor que la obligada (confinamiento) pero es una emoción con la que hay que aprender a convivir y que muchas veces se evade por puro miedo.

Practicar la gratitud y sus múltiples beneficios: Siempre me he considerado una persona agradecida, pero fue durante el confinamiento cuando comencé con mi diario de gratitud. En él apunto las cosas, personas, circunstancias o hechos del día por los que me siento agradecida. No solo se trata de ser consciente y escribir, sino de practicar y actuar. Comencé a dar las gracias a la frutera, la pescadera, el portero por recogerme la basura, a mi madre a mis amigos… y descubrí que el bienestar no es solo ver la cara de sorpresa o gratitud del otro, es mi bienestar personal, y ojito….¡ que engancha!

Uno de los días más bonitos de mi encierro, fue en el que decidí dejarle un mensaje a mi conserje en la bolsa de la basura (en mi edificio no tenemos acceso a los contenedores, así que ni a bajar la basura podía salir). Le ponía “gracias por estar ahí, por tu gran labor, por preocuparte de mantener todo en orden y saber que estas ahí”.  El día que lo leyó le escuche un alto y fuerte “gracias” al otro lado de la puerta en el pasillo del portal.  Yo, era tanto el miedo que tenía a “incumplir las normas “ que no me atreví a salir al rellano para saludarle, y fingí haberle escuchado. Al día siguiente sentí sus pasos y ya me anime a sacar la cabeza por la puerta y pregúntale que tal estaba, si quería un café etc. ¡ que suerte tenemos de tenerte en el edificio Miguel Ángel!

Formarme y aprovechar a las oportunidades:  Sex- coaching y de pareja , programación neurolingüística, Inteligencia emocional, desarrollo personal, nutrición, hambre emocional… y muchas diversas materias son las que he tenido la suerte de poder estudiar este año. Las circunstancias han favorecido que muchas formaciones presenciales a las que no podía haber acudido, se hayan realizado online e incluso a precios más económicos.

Como buena emprendedora, todo lo que aprendo es para ponerlo en práctica y estudiar sexología y tener mis primeras sesiones tanto individual como de pareja han sido un súper logro. No solo le he sacado partido a nivel personal sino a nivel profesional .

Como anécdota, me quedo con la sesión de una pareja que decidió romper su relación de forma amistosa, desde el respeto y la honestidad y estableciendo las bases de la ruptura en mi despacho. El objetivo de un coach no es que las parejas permanezcan juntas, sino que cumplen sus objetivos en armonía y bienestar. Pero no voy a negar que ” me las hicieron pasar canutas ” jaja

Descubrir que los héroes no llevan capa: son de carne y hueso y visten con uniformes variopintos. Seré honesta, me da hasta vergüenza admitir que ha tenido que pasar todo esto para ser consciente de la labor tan imprescindible que realizan tantos profesionales y que ha pasado desapercibida ante mis ojos. No voy a citarles porque …son todos! Todas y cada una de esas personas que han tenido que salir de sus casas cuando los demás solo teníamos que permanecer en ellas… esos, esos son los héroes de esta película. Los que han tenido que estar en camiones sin lugares donde poder asearse, los de ” las trincheras” que se han convertido los hospitales, en los puntos fuertes que han sido los supermercados, los educadores que han tenido que enseñar muchas mas cosas que las que marcan los libros de texto y también los que han tenido que bajar las trapas de sus negocios y hacer malabares para llenar la nevera. Ay que de heroes me rodean y yo sin verlos .

Entender y practicar la resiliencia no solo como concepto psicológico, sino como forma de vida y aplicarlo al trabajo.  Yo, ya viví en el pasado épocas muy duras por problemas de salud, tanto propios como de mis seres mas cercanos. Supongo que eso me ha proporcionado la capacidad de “relativizar las cosas”…¡ que todos los males sean ponerse una mascarilla!, no poder abrazar, no salir de copas, no bailar, no poder ir al gimnasio  pero el que mas me afecto a mi fue el … ¡no poder trabajar!.

Mi profesión , el coaching, es de esas que sí te permite teletrabajar realizando sesiones online , pero la mayoría de mis clientes y sus personales circunstancias  fueron reacios a cambiar las sesiones presenciales por las online. Yo lo entendí perfectamente pero me negaba a quedarme de manos cruzadas. Al principio ofrecí sesiones gratuitas a mis ya coachees y después gracias a las redes sociales fui consiguiendo clientes de toda ESPAÑA, e incluso del extranjero.

Fueron meses de incertidumbre económica, donde los gastos crecían y los ingresos no llegaban pero gracias a todas las personas que han confiado en mi , no solo saque mi negocio adelante sino que me vi rodeadas de procesos de coaching de lo mas variopinto y de los cuales me siento súper orgullosa( adicciones , tca, parejas, autoestima, opositores, ansiedad….)  Pues no solo “ayudo a adelgazar” como muchos piensan .

Sabéis lo que os digo… que esto acaba de empezar, que aún tengo más logros que compartir así que mejor… para mañana

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS

¿QUE TAL VAS DE AMOR PROPIO?

Me puse a preparar un post sobre el amor propio para mi cuenta de Instagram @lagorditacondafas y me viene tan arriba, que lo tuve que dividir en dos para que fuera más práctico y versátil en esta red social que es para poca lectura y “mucha postura”.

Luego recordé la de veces que por falta de tiempo y pura procrastinación no escribo en “mi casa” o sea este blog y no dude en adaptarlo aquí. Gracias también a mi amiga Bea que me ayudó con la idea.

Bueno, al lío Virginia que te vas por las ramas.

¿A quién no le gustaría mejorar su autoestima y trabajar su amor propio?  ¿Quién anda por la vida tan sobrado de estas dos cualidades que no necesita trabajarlo?

Yo, no soy de dar consejos, pues esa no es mi labor. Un coach hace preguntas poderosas que invitan a la reflexión, la motivación y a entrar en acción.  Así que este post no va de consejos va de preguntas, vamos… ¡puro coaching!

Las respuestas las debes de poner tu así que te invito a que cojas papel y boli y entres ya en acción o como mucho guardes este post para un rato de intimidad, pero no lo dejes pasar, pues el “amor de tu vida eres tú”.

1) No te juzgues: ¿Con quién te comparas? ¿Para qué te comparas? ¿Cuáles son tus juicios de valor favoritos? ¿Qué etiquetas has hecho tuyas (gorda, fea, vaga, débil, torpe, fracasada, solterona …)?

2) Acepta tus emociones: ¿Cuál es la emoción recurrente o más representativa de tu día a día? ¿Para qué crees que necesitas sentir esa emoción? ¿Durante cuánto tiempo y con qué intensidad es inteligente sentir dicha emoción? ¿Qué crees que debe aprender de esa emoción? ¿Te gusta? ¿Qué estás dispuesto a hacer si no es así, para cambiarla, aceptarla o transformarla?

3) Perdónate: ¿Cuáles son esos “errores” del pasado que no te perdonas? ¿Que hay en tu presente que te hace daño pero que no dejas ir? ¿Se lo perdonarías a otra persona? ¿Para qué crees que a ti te cuesta “soltar lastre”? ¿A qué culpas te aferras?

4) Conócete: ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Qué cualidades te hacen única? ¿Qué debilidades crees que puedes modificar? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Y tus valores? …

¿Te enamorarías de alguien sin conocerle? ¿Y a qué esperas a conocer de verdad, con honestidad y sinceridad a la persona con la que vas a pasar más tiempo en la vida?

Pues ya lo dijo Oscar Wilde “Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance de por vida”

Te animas a comenzar la relación que mejorará tu calidad de vida y es la única que seguramente sea eterna pues depende únicamente de ti.


¡Podría hacerte mil preguntas más! pero …poco a poco
El amor propio tiene mucho más que ver que con la falsa creencia, de que es cómo te sientes con tu apariencia, tu aspecto físico o tu currículum.

El amor propio consiste en aceptar todo de uno mismo y dejar de:

  •  sobrevalorar lo que “no eres ” .
  •  subestimar todo lo que ya eres hoy, “aquí y ahora “.

    ¿Te atreves a comenzar este romance con tu SER? ❤️

Sesiones presenciales y online bajo cita previa 66927881

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS