ENEMIGOS DE LAS GORDITAS CON GAFAS: TIENDAS DE ROPA (parte 2)

¿Por donde íbamos?… ah! Me había quedado en un centro comercial con mi madre entorno a la edad de 10 años y un berrinche impresionante porque en la sección de niñas no me valía nada de la ropa que allí había.

En mi caso he tenido la gran suerte de llevar siempre a mi lado un gran espejo, mucho más mágico y maravillosos que el de la madrastra de Blancanieves. Al principio (por ignorancia e inmadurez) me enfadaba y me enfrentaba ante las verdades que siempre decía ese espejo, porque la magia de mi espejo no residía en que me dijera que yo era preciosa y bella me pusiera lo que me pusiera… lo maravillosos de ese espejo es que siempre reflejaba la realidad, y esa realidad a veces no me gustaba pero me ha ayudado siempre a tomar buenas decisiones a la hora de comprar ropa y adecuarla a mi cuerpo. Porque ese espejo siempre me verá bella y hermosa, pero me ha ayudado a que yo misma lo vea así y que me sienta más segura. Ese espejo tiene nombre y es MI MADRE.

Muy pocas veces en mis 35 años de vida no he usado ese espejo para comprar ropa, y cuando lo he hecho,  en la mayoría de los casos ha sido un autentico fracaso, de esos que acaban con la etiqueta puesta en el fondo del armario jaja

Algun@s os preguntaréis ¿Cuáles son los secretos  que alberga ese espejo?

  • Pues es que por muy dura , triste o dolorosa que pueda resultar su sincera opinión, mi madre siempre ha tenido el valor ( con el sufrimiento, que sé que a ella misma le causaba) de decírmelo : por ejemplo: ¡puff lo siento hija pero ese vestido para ti no es!, esta mal confeccionado, es una talla ridícula, te queda mal hija …
  • Que mi espejo es ¡¡una gran modista!!! y que cuando algo me gustaba tanto y ella veía que me hacia tanta ilusión tenerlo y me provocaba tanta frustración no poderlo comprar, ella sacaba su cinta métrica mágica y un trozo de papel, me media hacia un boceto con 4 líneas, y me llevaba a elegir la tela que mas me gustara a mi y ¡voilá! En 3-4 tardes tenia mí vestido, traje o lo que fuera personalizado para mi e incluso mejorado con creces en la mayoría de los casos.

Mi consejo es que siempre te mires y rodees de buenos espejos, bien pueda ser tu madre , tu pareja una amig@ o con el tiempo consigas ser tu mismo ese espejo que acepte con humor la realidad y no te dejes influir por esos espejos distorsionados que nos bombardean a diario ( modelos anoréxicas , firmas de ropa que solo muestran seres andróginos e irreales, empresas que excluyen a la sociedad solo porque no entran dentro de sus cánones de belleza, marcas que etiquetan con un tallaje cuyas medidas reales equivalen a 5 tallas menos etc. etc.). Recordar que “La belleza está en los ojos de quien mira” y lo primero que deberíamos aprender en la vida es a educar a nuestros ojos para que cuando nos veamos nos aceptemos tal y como somos, sin filtros, ni complejos.

Un saludo de la gordita con gafas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s