¿Te quieres porque te ves guapa o te ves guapa porque te quieres?

Acabo de leer un post de una coach que me gusta mucho, Vanesa Carreño en su blog COACHING TO BE  que me ha hecho pararme a reflexionar sobre si ahora que he bajado tanto peso me veo más guapa porque estoy más delgada (es obvio que si) pero si también tiene que ver que me quiero más (que también). Me explico un poco…

Como ya tod@s sabéis me pasé la vida saboteándome a mi misma y sobre todo a mi cuerpo, hasta llegar a los 115kg con tan solo 1,60 cm de altura. Es normal que ahí no me gustase mucho, pero cuando veo ahora las fotos; prácticamente lo hago todos los días porque se las enseño a todas mis nuevas coachees, no me veo tan horrible como me veía por aquel entonces. Es normal que ese cuerpo de 115kg no me guste, (ni a mí ni a nadie jajá) aunque el bendito de mi novio nunca se quejó (todo he de decirlo) pero sé que observándolo en retrospectiva me daba mucho mas reparo antes que ahora… muchos estaréis pensando, qué lista esta “gordita con gafas” MENUDO SINDROME DE ESTOCOLOMO, como ahora ya estas delgada pues te ves divina… y no es así.

Cuando empecé la dieta mi primer objetivo fue quitarme las 3 cifras, y con bastante escepticismo desde el principio lo conseguí;  el segundo objetivo fue el 80 (para mi aquello ya sería un triunfo) y también lo conseguí, así que seguí, marcándome objetivos y cumpliéndolos… el problema fue cuando aquello no tenia límites porque nunca veía el tope…  Según los parámetros científico-médicos mi peso ideal son 56 kg Y LOS CONSEGUÍ!!!  Pero ahí tampoco me veía bien del todo, ¿ Por qué? Pues porque no me quería… a pesar de haber bajado ¡59 KG ! seguía teniendo la autoestima por los suelos…

No voy a negar que me animaba mucho ir a las tiendas y comprarme lo que quisiera… pero os aseguro que en el espejo nunca me veía del todo bien, quizás llega un punto en el que estamos tan obsesionados con buscar la “perfección” que no somos conscientes de que ya hemos ganados muchas batallas y por fin la guerra a la obesidad mórbida (que es mi caso).

Una de las anécdotas que cuento a mis coachees , es que en septiembre del 2015 acudí a la boda de una prima, con un vestido palabra de honor que ni en mis mejores sueños, pensé que algún día me pondría. Ese día recibí por parte de familiares y amigos miles de piropos, es más, muchos ni me reconocieron y todos me felicitaron, pero yo… no me sentía bien! No me aceptaba, no me quería, a pesar de todo el esfuerzo, sacrificio y el reconocimiento de propios y extraños la única que no lo veía era YO.

Hoy he vuelto a ver esas fotos, y me veo excesivamente delgada pero guapa! Y aunque las matemáticas marquen que mi peso ideal son 56 ahí no quiero volver!

Es muy difícil comprender como una chica de 40 kg se ve gorda (anorexia), como la gente se puede pasar de atiborrarse a comer a luego autolesionarse (bulimia), como hay gente que dedica media vida en el gimnasio para machacarse y moldear su cuerpo (vigorexia)  etc. Es muy difícil de entender para los que nunca han pasado por NO QUERERSE A SI MISMOS (de forma extrema), para los demás estoy segura de que es más comprensible pero nunca justificable.

Gracias a Vanesa Carreño, hoy me he dado cuenta de lo importante que es quererse tal y como somos, aceptarse, y si nos vemos mal con motivos, ACTUAR! Y dejarse ayudar!

No es fácil… pero ya sabéis cual es mi lema… ¡si yo puede, tu puedes !

Saludos de LA GORDITA CON GAFAS

Nota: enlace al post que hago referSALUDOS DE LA GORDITA CON GAFASencia http://coachingtobe.es/cuando-no-me-aceptaba/#

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s