Y tú … ¿Cómo eres? ¿Proactivo o reactivo?

Seguro que todos hemos escuchado estas palabras mil veces, pero pocas veces nos hemos parado a pensar en cómo estas actitudes condicionan nuestra vida.  ¿Somos los dueños de nuestra vida o somos esclavos de la misma? ¿Somos nosotros los que elegimos o nos dejamos arrastrar por la corriente …?

¿Cuántas de las elecciones que hemos hecho en nuestra vida han sido realmente decisión nuestra, o nos hemos dejado influir por el entorno: familia, pareja, amigos, jefes etc. etc.? Los estudios, la ciudad en la que vives, el trabajo…

La primera vez que apareció en mi vida el concepto de proactividad fue durante mi etapa de teleoperadora, cuando trabajaba en una multinacional en la que solo era un número que debía cumplir con unos objetivos de ventas. Por aquel entonces ser proactivo para mí era una carga, una imposición, significaba tener que tomar la iniciativa para vender sí o sí un producto a un cliente independientemente de que esa persona llamara para reclamar una factura, darse de baja del servicio o simplemente para preguntar cualquier información.

En ese momento la empresa exigía que fuéramos proactivos en todas las llamadas, pero la connotación que llevaba ese término era, no empatizar con el cliente y vender, vender y vender.

Evidentemente la empresa hacia lo correcto, nos pedía resultados y para conseguirlos no hay nada mejor como que el comercial (aunque  se supone que yo  era una gestora de atención al cliente) lleve la iniciativa y ser él, el que maneje la situación. Lástima que los formadores y superiores que nos imponían esto, no tuvieran ni idea de lo que realmente es ser PROACTIVO, para obtener los resultados adecuados y deseados por la compañía.

Por aquel entonces no lo entendía, pero ahora que soy autónoma y dirijo mi VIDA y mi empresa comprendo lo que de verdad es ser PROACTIVA y que al contrario de lo que pensaba no es nada desagradable…sino todo lo contrario.

¿ Y qué significa para mi ahora ser PROACTIVO?

Es la facultad de llevar la  iniciativa y originar situaciones que no se provocarían de no ser buscadas por uno mismo de forma activa.

Cuando tu eliges ser proactivo:

  • Tú decides cómo vas a actuar en cada momento
  • Tú decides cómo te quieres sentir ante cada suceso o evento de tu vida
  • Tú tomas consciencia real de que tú decides la respuesta ante cada estímulo que la vida te plantea
  • Tú cambias tu lenguaje… dejas de decir “esto es así” y empiezas a decirte “tengo alternativas”.
  • Dejas de considerarte el resultado de tus circunstancias para empezar a cuestionarte qué puedes hacer para cambiar esas circunstancias.

¿ Y   qué significa ser REACTIVO?

  • Ser reactivo es amoldarse a las cosas tal y como vienen.
  • Ser reactivo es sentarse a esperar, en lugar de actuar. Es echar la caña en medio del mar para que algún pez pique, en lugar de buscar la zona en la que la pesca abunda.

En definitiva, ser reactivo es no decidir, solo reaccionar, sin analizar sin pensar con anterioridad cuál es la mejor opción.

Resumiendo, una persona reactiva, por ejemplo ante un cambio de hábitos o alimentación es aquella de dice:

  • Empezaré la dieta el lunes…
  • Debería apuntarme al gimnasio…
  • Yo soy así… debo asumir que no puedo cambiar…
  • No me gusta mi cuerpo ni mi condición física, pero… no puedo hacer nada
  • Tengo que comer más sano, pero… voy a ir al burguer que es mas cómodo.

¿Y cómo actúan las personas proactivas?

  • Hoy lo haré comienzo mi nuevo plan de alimentación pediré cita a un profesional
  • Decido que hoy hago deporte y escojo la actividad que más me gusta: nadar, bailar, correr…
  • Si no me gusta como soy, debo de cambiar… Puedo mejor sólo si yo quiero
  • ¡Sé que puedo, y lo voy a hacer!

Yo tengo muy claro qué actitud me lleva a ser feliz, a ser yo la que elijo, a ser yo la que decido como es mi vida y como la afronto. ¿y tú? ¿ lo sabes? .

“Las cosas que se quieren… Solo se alcanzan cuando uno corre tras ellas.”  Extraído del libro “Alguien como yo “(2015) de Elisabeth Benavente

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS

 

¿CUÁNTOS AÑOS LLEVAS SIN CUMPLIR NI UN SOLO PROPÓSITO?

Ya es 10 de enero y la lista de propósitos, (esa que nadie escribe pero que algunos marcamos a fuego fugazmente) ya ha pasado por nuestras mentes como un mantra nuevo.  Nos repetimos cada primeros de año: voy a practicar más deporte, voy a comer más sano, voy a aprender inglés, voy a ahorrar dinero, de este año no pasa que cambie de trabajo, voy a dejar de fumar…

Si eres de los que se ha apuntado al gimnasio un septiembre o un enero con la idea de ir todos los días para ponerte en forma, y a la tercera semana, ya no es que solo vayas como mucho un día, sino que regalas las cuotas a la empresa, puede que durante meses … créeme no estás solo!

Si eres de los que se ha hinchado a polvorones, turrones, cordero, cochinillo, entremeses que igual en otras fechas que no fueses Navidad ni te atreverías a probar…pero ¡TOTAL ES NAVIDAD! ¡Ya lo quemaremos en Enero! Créeme también: ¡no estás solo!

Si te has fumado un cigarrillo ya bien de madrugada en la fiesta de Nochevieja asegurando que “este es el último” y  el  3 sigues fumando…. créeme no estás solo!

Podría estar poniendo ejemplos un buen rato, que todos bien de sobra conocemos, porque… ¿quién no ha pasado por esto?

Me acabo de acordar de una anécdota que narró Germán González un gran orador, escritor y mentor durante un curso de Coaching al que asistí: decía Germán que su epitafio ya lo tenía escrito: “German González… estudiante de Inglés jajá Otro perpetuo “estudiante” de Inglés!

Leyendo estos últimos días sobre este tema un blog muy recomendable llamado HABITUALMENTE hablan sobre un estudio realizado en el año de 1986 unos días antes de la víspera del año nuevo, en el que varios anuncios de televisión, invitaron al público en general, a confesar sus propósitos para el año 1987 vía telefónica. Un total de 231 personas accedieron a participar en esta investigación.

La mayoría de los propósitos de año nuevo tenían que ver con cambiar hábitos. Pero, también había otro tipo de propósitos que indirectamente tenían que ver con establecer nuevos hábitos.

Los investigadores del estudio, contactaron a los participantes durante las semanas y meses siguientes, para comprobar si efectivamente habían cumplido con sus propósitos.

Los resultados son algo deprimentes:

  • El 25% no logran sus propósitos ni siquiera durante la primera semana de enero
  • El 77% renuncia después de la primera semana
  • El 40% renuncia luego de 6 meses
  • Solo el 8% cumple durante todo el año

      Habeis leido bien….  ¡SOLO EL 8%!

Si formas parte de ese 8% ¡¡¡ENHORABUENA!!! Aunque la mayoría estaremos en el abandono de la primera semana.  (Yo he de admitir que deje de fumar ya hace tantos eneros que afortunadamente no recuerdo la fecha exacta… así que ese año pertecí al 8%, tomaaaaaa!!!!)

¿Y qué podemos hacer para dejar de fracasar una y otra vez? ¿Cuál es el propósito que hay que realizar para cumplir el resto?

Pues desde mi punto de vista y el de muchos expertos, no solemos cumplir nuestros objetivos porque nos ponemos METAS muy altas e irreales. No podemos pretender correr 5 km en 20 minutos pasada una semana de entrenamiento. Ni mucho menos adelgazar 20 kg en 2 meses…

Además, solemos pretender hacerlo todo a la vez, con lo cual la frustración por no haber aprendido cero o nada de Ingles, seguir fumando y haber gastado el dinero a lo tonto en el gimnasio es aún mayor.

Tampoco usamos las estrategias adecuadas, ni planificamos correctamente las acciones que nos pueden llevar a cumplir esos objetivos. Es necesario no solo hacer dieta y deporte sino disfrutar del camino recorrido hasta llegar al peso ideal, si al final solo pretendemos obtener un número en una báscula, no vamos a conseguir hábitos permanentes. Si solo nos preocupa el resultado final y no el CÓMO llegar a él… fracasaremos.

Como este se puede alargar mucho y no quiero ser muy cansina os recomiendo el esquema que propone TANIA SANZ la autora del blog HABITUALMENTE.

pasos-para-lograr-propositos

Os voy a poner un ejemplo práctico de lo que yo domino:

¿Qué quiero conseguir este 2017? ADELGAZAR, COMER MÁS SALUDABLE Y ENCONTRARME MÁS ÁGIL Y CON MEJOR AUTOESTIMA.

ACCIONES que debo emprender para conseguirlo:

  • Necesito un plan nutricional adecuado a mis necesidades físicas y personales.
  • Necesito controlar mis emociones para no pegarme atracones o refugiarme en la comida, ante situaciones de estrés, aburrimiento, tristeza…
  • Necesito comenzar a caminar mínimo 3 veces a la semana, hacer una rutina básica de ejercicio en casa, no coger el ascensor…
  • Necesito beber 2 litros de agua al día
  • Necesito aprender a leer el etiquetado de los alimentos
  • Necesito realizar un control semanal de mis resultados y analizarlos
  • Necesito recompensas no relacionadas con la comida cada vez que alcancé un pequeño logro o submetas (ir a un spa, una tarde de lectura, desconexión del móvil, cine, bailar, quedar con las amigas …)
  • Necesito ir al supermercado sin hambre y una lista de la compra preestablecida
  • Necesito acondicionar mi cocina y mi entorno tanto personal como laboral para poder seguir mi plan. Etc etc

Estos serían solo algunos ejemplos de acciones que nos podrían llevar al éxito, pero os aseguro que hay muchas más. Si te ves capaz de emprenderlas por ti mismo y solo ¿A que estas esperando?  ¡¡ADELANTE!!

Pero si crees que no vas a poder y que al final vas a volver a fracasar: ¡no te rindas!! Si necesitas ayuda CONTACTA CON UN PROFESIONAL. Por cierto, esta gordita con gafas conoce a una COACH NUTRICIONAL MUY RECOMENDABLE JEJE

 

UN SALUDO Y QUE SE CUMPLAN TODOS VUESTROS OBJETIVOS DEL 2017

¡A POR ELLOS!!

ADIÓS MARAVILLOSO 2016, BIENVENIDO 2017

¿Ya es 31 de diciembre? ¿En serio? Qué rápido pasa el tiempo y más cuando ha sido un año aprovechado al máximo como en mi caso. Solo puedo dar las gracias al 2016 por todas las cosas buenas que me ha traído: salud, trabajo, conocer gente nueva súper interesante, cada día descubrir que siempre hay a levantarse con más fuerza si se cae, sabiduría, ¡madurez… y podría estas así dos horas!!

El pretexto de este escrito no es solamente mostrar mi enorme satisfacción con este año  y las nuevas personas que han aparecido (que también jeje) sino demostraros que cualquier pequeño detalle si echamos la vista atrás, puede ser un gran logro conseguido en este 2016. No es necesario haber escalado el Everest, haberse casado, haber tenido un hijo, haber montado una empresa… (todos grandes logros posiblemente para mucha gente) para sentirse realizado después de 365 días más de existencia.

Tampoco es necesario sentirse no realizado por no haber conseguido lo que se esperaba. Es importante analizar en que fallos cometimos para no conseguirlo y poner remedio a ese hecho y volver a empezar de nuevo con más ganas y confianza si es necesario. Porque cuando pasan los años, tendemos a mirar hacia atrás pensando en lo que NO hemos logrado, en los sueños que NO hemos cumplido, en esos propósitos perennes del 1 de enero.

Pero si ahora querido lector, te pregunto : si serias capaz de identificar 5 logros o metas que alcanzaste en 2016, seguramente te cueste un poco… y suele ser porque no valoramos los pequeños momentos, detalles…esos pequeños logros suficientemente  importantes, para que la vida se convierta en una maravillosa consecución de muchos logros.

Si en el 2016 lo único que conseguiste fue aprobar la carrera, o conseguir un trabajo: ¡enhorabuena! Pero… ¿has tendido satisfacción plena al conseguirlo? ¿has disfrutado de cada momento con tu pareja? ¿has conocido a alguien nuevo y que de repente sientes que ya es parte de tu mundo? ¿has recibido muestras de cariño? ¿las has dado tu a alguien? ¿estas agradecido con tu entorno y se lo demuestras constantemente?… y yo me pregunto… ¿de verdad, esto son solo pequeños logros? Puede que para muchos que alguien te salude en el ascensor y te de los buenos días, o que recibas unas gracias en tu trabajo, ¡no sea un logro!  yo antes tampoco lo valoraba, prefería vivir en el mundo de la queja permanente, en la autocrítica extrema, en el JuZgar perpetuo en vez de en el JUGAR sin Z. Y es que cuando se aprende a valorar cada pequeño logro la vida es mucho más plena.

Si hoy has conseguido no discutir con tu vecino (ese que te saca de quicio todos los días), no has conseguido decir que NO a algo que realmente no querías hacer pero que sabes que por pena o chantaje emocional acabas haciendo, si has conseguido no comerte ese polvorón de más porque estas cuidando tu alimentación ¡¡ENHORABUENA!!!! APUNTATE ESOS TANTOS.

Aprendamos a valorar cada pequeño detalle por insignificante que parezca. ¡Te invito a que cojas papel y boli y escribas al menos 5 logros conseguidos es este 2016, no importa la magnitud de los mismos, todo SUMA! Luego pon debajo tus 5 objetivos o propósitos para el 2017 y a por ellos!!!!

logros

Muchos me preguntan y ¿qué es eso del coaching? Y como me ha ayudado a cambiar tanto mi forma de ver la vida y el mundo (no solo mi cuerpo). Todo este post y si has  escrito o al menos reflexionado sobre tus logros es 100% coaching.

 

Feliz Nochevieja y que en el 2017 se cumplas todos tus propósitos para sumar LOGROS.

UN SALUDO DE LA GORDITA CON GAFAS

info@coachnutricionalvirginiamartinez.es

PAGINA WEB COACH NUTRICIONAL

 

SEGUIR LA DIETA EN NAVIDAD Y NO ENGORDAR EN EL INTENTO: 10 CONSEJOS PRÁCTICOS

Queridos lectores ya está aquí la NAVIDAD hoy 22 de diciembre es el día en el que los españoles frustrados por no haber ganado la Lotería llamamos “el día de la salud”, pues recordemos lo valiosa que es durante todos estos días de comilonas y eventos varios.

Os aconsejo leer mi simpático post del año pasado para tener más visión sobre el tema: https://lagorditacongafas.com/2015/12/13/enemigos-de-las-gorditas-con-gafas-eventos-navidenos

Bien pues si, a estas alturas, seguro que ya estamos hartos de ver colas en los supermercados como si fuera el apocalipsis, luces de colores por las calles animándote a ir de cañas en vez de ir al gimnasio, y miles de grupos de WhatsApp discutiendo sobre qué fecha ponemos para la famosa “cena de navidad” etc. etc.

Ya también sabremos donde y con quien vamos a pasar las Navidades (quien no tenga esto claro, le animo a que deje atrás los rencores, y rencillas del pasado y opte por reconciliarse con los suyos… porque a pesar de no ser yo muy forofa de la Navidad, si he de reconocer que me encanta aprovechar estas fechas para regalar cosas, para decir a los míos que les quiero, para reunirme con los viejos amigos que van haciendo sus vidas lejos de ti, pero que siempre están presentes. Y no es que sea un hipócrita por solo recordarlo en Navidad, sino que así no me llaman PESADA cada vez que me pongo cariñosa por WhatsApp, por Facebook, por teléfono y hasta en persona ¡y sin haber bebido, que conste!

Porque una de las cosas que más valoro desde “mi transformación” que más que física ha sido mental, es la importancia de dar las gracias a todos aquellos que te tratan bien, la importancia de valorar cada pequeño detalle y sacrificio que cualquier ser querido hace por ti… llamadme empalagosa, romántica o lo que queraís, pero me encanta decir GRACIAS Y TE QUIERO. Todos los días en mi cuaderno de bitácora apunto los logros del día y porque debería dar las gracias y a quien… cuando aprendes a vivir agradeciendo parece que todo sale mejor.

Bueno que me desvío… ya me puse sentimental y ni he comentado nada de cómo tratar de no engordar. Aquí van mis consejos:

  1. Haz deporte: no pretendo que te corras todas las San Silvestres de la provincia, ni te pases el día en el gimnasio, pero si puedes hacer 30-40 minutos de ejercicio en casa y dejar el coche en el garaje que ahora hay mucho tráfico.
  2. Come 5 veces al día, pero no piques entre horas: esquiva esas bandejas de polvorones, turrones y peladillas que están durante horas en las mesas y cocinas de todos los españoles.  Pero no te saltes ninguna comida de tu plan nutricional, para que en las comidas principales no llegues con un hambre feroz y poder comer sin excesos en las comidas más importantes.
  3. Apuesta por los mariscos, carnes y verduras: que sea Navidad no significa que sea necesario cenar una FABADA ni comerte un cochinillo tu sol@. Acompaña todo con una buena ensalada que te saciará y ayudará a que comas menos de otras carnes más grasientas que suelen merodear por nuestras casas.
  4. Aprende a decir que NO: no pasa nada por explicar a tu madre, abuela cuñada… que NO NECESITAS COMER MAS DE ESE MARAVILLOSO PLATO QUE HA HECHO CON TODO SU AMOR. Hay que aprender a priorizar: ¿es más importante complacer los deseos de terceras personas halagando sus platos, o soy más importante yo cumpliendo con mis objetivos?
  5. Nunca llegues a la mesa con mucha hambre: lo normal es que en estas fechas comamos y cenemos mucho más tarde de lo habitual, y puede que a pesar de hacer tus 5 comidas, a la hora de la cena, ya te subas por las paredes porque algún primo aún no ha llegado. Pues en ese caso, vete a la cocina, coge unos pepinillos sírvetelos de aperitivo, o un poquito de nuestra maravillosa cecina de León. ¡Pero nunca esperes ahí como haciendo fuerzas para luego sentarte y comerte hasta las servilletas decoradas de bombones!!
  6. Cuidado con las calorías vacías (dulces industriales y bebidas): Las calorías vacías están en aquellos alimentos que al consumirlos te aportan muchas calorías, pero pocos nutrientes de calidad, con lo que favorecen el aumento de peso y al no quemarlos se suelen transformar en grasas de reserva. Esa famosa barriga cervecera, por ejemplo.

Las calorías vacías del alcohol, además son muy difíciles de quemar. Las bebidas alcohólicas aportan 7 Kcal por gramo de alcohol frente a las 4 kcal que aporta por ejemplo el azúcar.

¿Compensa beberse hasta el agua de los floreros?… ahí lo dejo

Yo siempre digo: “todo lo que de bebe se baila “así que por cada brindis un Villancico bailado con pandereta.

7. Come despacio: mastica bien, cuanto más hables menos comes, así que cuéntales tus hazañas a toda la familia, tómatelo con calma y saborea cada plato… que lo de correr es solo para las uvas de Nochevieja.

8. Ni se te ocurra aceptar un “tupper”: las sobras para el que cálculo para 20 cuando solo erais 10 jajá

¡No caigas en la tentación de tu madre ofreciéndote esos manjares, porque a ti mañana te tocara compensar!!

9. Compensa los excesos: después de los días de grandes comilonas toca “desintoxicar “con dietas de choque, bien con frutas, bien con verduras…etc

10. Pésate al menos 1 vez a la semana y toma conciencia: aquí mis coachees tienen  estar alucinad@s, pues siempre digo que no se pesen fuera de consulta mientras estamos en el proceso de cambio. Pero en este caso es diferente, porque los eventos y la “alegría” Navideña puede hacernos perder el Norte y olvidar nuestros OBJETIVOS. Si hemos engordado, tampoco hagamos dramas, pongámonos las pilas y a compensar con más deporte y más verdurita.

En Navidad hay que priorizar, la vida social, la familia, los amigos, pero nunca olvidando nuestros objetivos y porque los estamos realizando.

Conseguir nuestros objetivos y metas solo está al ALCANCE DE NUESTRA MANO: ponte una pulsera que te recuerde todos los días esta frase, (en programación neurolingüística (PNL) se llama ANCLAJE EMOCIONAL, es decir un ancla o un recordatorio de por qué lo llevamos y cuál es su finalidad). Si tras pesarnos nos pasamos hay que tomar conciencia y ponernos las pilas, no vale con el famoso…” ya total. de perdidos al rio” “después de Reyes empiezo” etc. etc.

Toma tu pulsera y cámbiala de mano, así recordaras que debes volver a empezar y olvídate de las frustraciones y lamentos y ponte en acción.

El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia” y en la vida cada día nos brinda la oportunidad de seguir luchando por conseguir nuestros objetivos.

¡FELIZ NAVIDAD!

UN SALUDO LA GORDITA CON GAFAS.

Si deseas ponerte en contacto conmigo no dudes en escribirme o llamarme:

669278814  -987794750

info@coachnutricionalvirginiamartinez.es

http://coachnutricionalvirginiamartinez.es

 

 

LA CIENCIA DE LA AUTOESTIMA. Parte 2

 

Cumpliendo mi promesa, aquí tenéis la segunda parte dedicada a esa anhelada y deseada “amiga” que muchos por desgracia no conocen, o la dan ya  por desaparecida:  LA AUTOESTIMA

Tal y como relaté en el post anterior, yo siempre pensaba que la autoestima dependía de factores externos como: estudiar más, sacar muy buenas notas, tener un gran trabajo, tener el cuerpo “ideal” (ese que nos venden las marcas de moda y publicidad”), tener pareja, tener una casa etc. etc. ¡Qué equivocada estaba!

Ya lo dijo el gran JOHN LENNON: “La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado en hacer otros planes”.

Siempre nos preocupamos más de los errores del pasado y de las incertidumbres del futuro que de vivir el PRESENTE.

Yo no quiero decir que ahora viva en el país de la piruleta ni el “Los mundos de Yupi” (esto solo lo entenderán los de la generación de los 80), pero sí que he aprendido que la autoestima sólo depende de MÍ, y de aprender a quererme YO a mí misma ¡TAL Y COMO SOY!

De nada vale el amor incondicional de mis padres, pareja, amigos… si no me quiero YO. Para mi  ¡ESO ES LA AUTOESTIMA!

Si no tienes una buena relación contigo mismo ¿Cómo vas a tener una buena relación con los demás?

Si no confías en ti ¿Cómo vas a conseguir tus objetivos?

Si no te gustas, si no te aceptas ¿Cómo vas a ser feliz?

Como muchas veces digo, yo no tengo nada de especial, ni tengo una gran fuerza de voluntad como muchos me adjudican, ni soy una gurú DE NADA, ni soy una solucionadora de problemas. Solo soy una simple gordita con gafas que ha aprendido “a caerse 5 veces y levantarse 6”. Así que tampoco me veo con la capacidad de escribir consejos para cambiar la vida de nadie, pues la labor de un coach no es precisamente esa, no consiste en adoctrinar ni transformar a nadie, sino que sea la propia persona que contrata mis servicios la que sea capaz de cambiar por sí misma. Porque solo nosotros podemos poner solución a nuestros problemas; o bien afrontándolos y tomando cartas en el asunto (combatiendo el miedo al fracaso) o tener que aceptarlos, asumirlos y superarlos , cuando ya no tienen solución.

Mi trabajo como coach nutricional consiste en conseguir hábitos saludables de forma permanente (comer sano, practicar deporte…) también la pérdida de peso, pero sólo si es necesaria. Desde mi punto de vista mi principal finalidad, es enseñar a la gente a “aprender a quererse” a que “se marquen objetivos reales y medibles y acompañarlos en el proceso”.  Así que el aumento de la AUTOESTIMA viene implícito en todo el proceso del coaching. Si consigues adelgazar, pero sigues sin quererte, ni aceptarte tal y como eres, entonces mi trabajo solo habrá servido al 50% de su efectividad.

Es muy gratificante ver cómo la gente empieza a confiar en sí misma, y tú saber que apenas has hecho nada más que darles el empujoncito que necesitaban, todo lo han logrado por ellos mismos.

Vivimos en una sociedad en la que decir: TE QUIERO, AHORA ESTOY GENIAL, ME SIENTO FELIZ… ¡NOS CUESTA! Sin embargo, criticar y quejarse sale solo constantemente (así me he pasado yo toda mi vida jajá) y encima está socialmente más aceptado de forma natural. Pues decir, ME QUIERO Y ME ACEPTO CON MIS VIRTUDES Y DEFECTOS, es una diana fácil para que te tachen de vanidoso, narcisista, exagerado, pelota, demasiado entusiasta etc etc.

Yo abogo por el SANO EGOÍSMO, por el ¡voy a conseguir ser la mejor versión de mi misma!, para poder demostrar todo mi amor a las personas que quiero admiro, eh incluso a las que ni conozco. Porque si en este, casi año como coach, he aprendido es que “dar sin esperar nada a cambio tiene antes o después alguna recompensa” Porque de toda la gente que he conocido he aprendido algo.

Bueno pues como no soy de dar consejos, mejor llamémosles:

Pequeñas ideas de una gordita con gafas para aumentar la autoestima:

  1. Escúchate a ti mismo y revisa el modo en que te hablas: “soy una inútil”, “soy vaga” “estoy gorda” … si siempre te hablas de forma negativa ¿crees que vas a quererte alguna vez?
  2. Acéptate cómo eres: escribe si es necesario las cosas que no te gustan de ti. Si crees que se pueden cambiar o mejorar ¡entra en acción ya! También haz otra lista con tus logros, valores y virtudes y escríbelos ¡aún más grande!, para nunca perderlos de vista, porque esa es tu identidad.
  3. A prende a decir que no: no siempre has de anteponer los deseos de los demás a los tuyos. Haz deporte, lee, baila…DEDICATE TIEMPO para ti mismo.
  4. No busques la aprobación de los demás: una cosa es pedir consejo… y otra cosa es dejar que las decisiones más importantes de tu vida las decidan otros por ti.
  5. Márcate metas y objetivos: siempre deben de ser realistas, que se puedan medir y con unas fechas claras y objetivas…VIVE el HOY, pero no pretendas conseguirlo todo de forma rápida y fácil…disfruta del camino.
  6. Aprende a perdonarte: esta es una de las más difíciles. Perdónate por todos los errores que sabes que cometes, por todos los “y si hubiera hecho…” “y si hubiera dicho…”. El pasado ya no depende de ti, el presente y el mañana aun los puedes conquistar.

Podría pasarme horas escribiendo sobre este tema que tanto me apasiona, pero creo que ha quedado bastante claro en que solo nosotros podemos gestionar y aumentar nuestra autoestima.

Yo tuve que aprender a conocerme primero a mí misma , para poder conocer y combatir a mi peor enemigo; así que os dejo que me voy a seguir con la batalla.

 

Un saludo LA GORDITA CON GAFAS

LA CIENCIA DE LA AUTOESTIMA. Parte 1

Lo primero decir que este post está basado en mi propia experiencia como “gordita con gafas” y en los muchos libros textos y blogs leídos sobre este tema durante mucho tiempo.

Al final os añado el enlace del blog HABILIDAD SOCIAL de Pau Navarro cuyo último post La Única Guía 100% Científica Para Mejorar Tu Autoestima me ha inspirado para escribir hoy; A pesar de no estar al 100% de acuerdo con Pau no hay duda de que es muy interesante y de que parte de lo que leeréis aquí está extraído de ese post, mucho más largo y mejor explicado que en este.

¿ Por qué me ha inspirado tanto Pau Navarro? Pues porque su texto comienza con la siguiente pregunta:

¿Cual crees que es tu mayor enemigo?  ¡Yo lo tengo muy claro, YO MISMA! De hecho, en los primeros escritos, de este querido blog que ya ha cumplido un año, hay uno dedicado al “mayor enemigo de las gorditas con gafas”: nosotras mismas.

Si aún no habéis llegado a esta conclusión y seguís pensando que vuestro mayor enemigo es: vuestro jefe, vecino, padres, pareja, amigo, Hacienda, suegra etc. etc. en mi humilde opinión es que solo os atrevéis a señalar a un tercero sin asumir que solo vosotros mismos tenéis la posibilidad de cambiar las cosas.

Es cierto que si odias a tu jefe porque es un pedante y te hace la vida imposible, solo tú tienes la opción de cambiar esta situación: o cambias de trabajo (que según está la cosa el miedo a afrontar esa situación hay que reconocer que será muy grande) o asumes que es un “tirano/a” y tratas de que te afecte lo mínimo posible canalizando tus emociones.

Muchos estaries pensando:¡ esta Virginia que fácil lo ve todo! NO,nadie ha dicho que sea fácil y nada en la vida lo es, pero enquistarse en rencores y vivir solo pensando en el lado oscuro de la vida te lleva a no vivir.  Lo digo con conocimiento de causa, asi me paseé los ultimos 35 años de mis 36 de vida…

Yo me pasé el 97,22% de mi vida echando la culpa los demás de mi infelicidad; esperando a que cuando acabara la carrera ¡ya sería feliz!, a que cuando encontrara pareja,¡ ya sería feliz!, a que cuando tuviera trabajo ¡ya sería feliz!… e incluso mi mayor sueño de siempre SER DELGADA y creer que mi baja autoestima era por culpa de mi sobrepeso, y que cuando por fin fuera delgada ¡YA, POR FÍN, IBA A SER FELIZ! . Pues no amigos…estaba equivocada.

Después de conseguir todas esas cosas: carrera, novio, trabajo, peso ideal… ¡seguía siendo inmensamente infeliz! Porque seguía teniendo una autoestima por los suelos.

La definición de autoestima es ,la manera en que nos juzgamos y evaluamos. Dicho de otra forma, la autoestima es cómo nos sentimos con nosotros mismos.

Consiste en todo el conjunto de creencias, valoraciones y pensamientos que tenemos sobre nosotros, y que hemos ido creando a partir de nuestras experiencias. Además, la autoestima tiene varias funciones psicológicas, aunque a veces provoque justo lo contrario:

  • Satisfacer tu necesidad de sentirte bien contigo mismo
  • Reducir el impacto de los rechazos que sufres en tu vida
  • Protegerte del miedo y la incertidumbre.
  • Motivarte a luchar por tus metas

A todos nos gustaría ser más listos, más guapos, más ricos… pero la autoestima no depende de eso, sino de la capacidad de ser feliz con lo que ERES y tienes en este momento.

Yo tardé tiempo en darme cuenta de que tenía baja autoestima pues mi elevado ego me impedía reconocerlo.

¿Cómo saber que sufres de baja autoestima?

  • Te sientes inferior a los demás
  • Te desmotivas con facilidad y no terminas lo que empiezas
  • Evitas cualquier situación en la que puedas fracasar
  • Te sigues culpando de tus errores del pasado
  • No crees que haya nada especial en ti
  • No te sientes atractivo
  • Evitas relacionarte con los demás
  • No expresas tus ideas u opiniones
  • Habitualmente sientes ansiedad y una profunda tristeza
  • Eres muy perfeccionista y no valoras lo que consigues
  • Te cuesta mucho tomar decisiones
  • Te corroe la envidia cuando los demás consiguen algo

Puf leyendo otra vez esto, veo que hace tan solo poco más de 1 año cumplía todas esas afirmaciones.  Ahora ya no! Porque vivo con la actitud del “sano egoísmo” de anteponer mis deseos y creencias antes que complacer a los demás. Porque como bien dijo ayer GERMAN GONZALEZ ANDRES en el curso de COACHING Y GESTIÓN EFICAZ DEL TIEMPO al que tuve el placer de asistir:

“Cuando vives para uno mismo, vivirás mejor para dar a los demás” “Si tratas de complacer al mundo serás infeliz, pero si tratas de complacerte a ti mismos serás feliz y complacerás al mundo

Bueno hasta aquí ya os dejo la primera parte que ya bastante da para reflexionar… ¡en unos días más!

Me despido con una frase de Woody Allen (tampoco es que sea santo de mi devoción, pero está claro que éste de éxito sabe): “No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de complacer a todo el mundo”

Un saludo de LA GORDITA CON GAFAS

Enlace del blog de PAU NAVARRO: http://habilidadsocial.com/aumentar-autoestima-ciencia/

Y TU…¿PROCRASTINAS?

Procrastinar ¿y esto que es?

“La procrastinación es el ladrón del tiempo” –Chrisoula Andreou

Esta palabreja lleva muy poco tiempo presente en mi vida si soy sincera;  “vamos que no tenía ni idea de lo que significaba ni de que existía” sin embargo la practicaba y practico constantemente.

Según la definicion de la RAE: Del lat. procrastināre.

  1. tr.Diferir, aplazar.

Es decir que, procrastinar significa aplazar cosas que tienes que hacer, a sabiendas de que son importantes y de que no hacerlas va a resultar perjudicial para ti

Ahora que ya sabéis lo que es, ¿os dais cuenta de que nos pasamos la vida PROCASTINANDO siendo “inconscientes” en la mayoría de los casos…?

Procrastinamos en casa: puf que de ropa sin planchar … mejor voy a ver la televisión

Procrastinamos en el trabajo: puf tengo que llamar a ese cliente o hacer ese proyecto urgentemente… pero mejor voy a contestar los emails que me es más cómodo.

Procrastinamos en las relaciones sociales: puf tengo que llamar a esta amiga que tengo ganas de saber de ella …pero me voy a ver el Facebook antes un rato y espero a después de cenar (sabes que acabarás no llamando).

Procrastinamos con los hábitos alimenticios y nuestra salud: puf debo perder peso…pero ya si eso empiezo el lunes y acabo con esta comida que tengo en la nevera; puf debería cenar verduras… pero voy a llamar a una pizzería que no me apetece cocinar

Procrastinamos con el ocio: puf tengo ganas de bailar ir al cine… pero puf casi que veo una peli en el sofá ahora mismo.

Y así podría estar líneas y líneas llenas de propuestas no cumplidas que seguro que todos hemos hecho miles de veces.

Pero lo peor de todo es cuando procrastinamos con nuestros sueños y metas vitales. Cuando posponemos acabar con esas relaciones toxicas, con esos malos habitos, con conseguir un mejor trabajo, una mejor autoestima etc etc.

¿Y porque no hacemos lo que realmente queremos y cambiamos esa acción necesaria por otra más cómoda o fácil? Pues básicamente por 3 razones:

  1. Preferimos las recompensas inmediatas: procrastinando, a priori,no sentimos consecuencias negativas inmediatas (aunque vamos a pagar por ello más tarde).  Es mejor comerse ahora ese pastel de chocolate y ya luego cuando me sienta mal            con mi físico cuidare mi dieta.
  1. Nos sobrestimamos a nosotros mismos con nuestra propia productividad futura.  Realmente llegamos a creernos que haciéndolo mañana o a saber cuándo…, lo vamos a hacer mejor  jajaja cuando realmente nos pasa todo lo contrario: aumenta nuestra presión y ansiedad y conseguimos sentirnos más culpables,
  2. Tenemos miedo. Para mi esta suele ser ésta la razón más poderosa y habitual.El miedo al fracaso, el miedo a afrontar nuevos retos … este MIEDO nos paraliza y nos hace procrastinar una tarea o actividad importante, haciendo en su lugar algo que nos resulta mas sencillo, fácil o cómodo.

Siempre es más fácil quedarse en la “zona de confort” que aceptar que hay que                cambiar ciertos hábitos para conseguir los objetivos deseados. Y cuando se empieza a procrastinar con una cosa ya es como un efecto dominó se sigue procrastinando en todas ¡ “mejor dejo para mañana lo que puedo hacer hoy”!. Pero el problema no desaparece, mañana va a seguir ahí y posiblemente se haga más grande y más difícil de realizar, lo cual nos creará ansiedad, angustia …y acabaremos haciendo otra cosa y generando miles de excusas para evitar ese mal estar …en fin que ¡otra vez a procrastinar! Y así sucesivamente…  Cuando vuelves a recordar esa tarea pendiente que procrastinaste en un inicio, te genera culpa o remordimiento y vuelves al punto de partida.

¿Y qué se puede hacer para evitar esta angustia de procrastinar una y otra vez?

Pues aquí os dejo unos consejos extraidos de varios artículos y diferentes blogs cuyos enlaces citaré al final del post para quien quiera más información:

  1. Ponte plazos y divide el trabajo en tareas pequeñas y concretas. Un proyecto grande y complejo puede resultar abrumador. Al dividirlo en pequeñas tareas consigues ver claro el camino y la resistencia a enfrentarte a él disminuye.

       Una técnica bastante practica es hacer una tabla tipo calendario de tareas y cada              vez que se realizan marcarlas con una X.

  1. Guárdate recompensas para cuando hayas realizado tus tareas: Motívate pensando en lo que harás después de hacerla, algo que realmente te apetezca, te relaje y no suponga ningún esfuerzo. Define tus propios incentivos.
  2. ¡Bendito refranero español! Piensa en refranes, te harán sentirte menos culpable (pero no seas tan irritante de decirlos en voz alta). No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy / Más vale al paso andar que correr y tropezar / A juventud ociosa, vejez trabajosa / El buen cirujano opera temprano/.La lista es larga, casi interminable. Si tú solo no puedes ayúdate de cientos de años de sabiduría popular, no eres el primero en procrastinar.
  3. Asigna a cada tarea una prioridad: utiliza palabras como urgente, máxima prioridad, importante… dales un valor y ordena tus tareas según la jerarquía de prioridades, las más importantes se realizan primero obviamente.
  4. Evita las distracciones. ¡DI ADIOS AL MOVIL! Cuantas más tentaciones tengas para hacer otra cosa en vez de lo que tienes que hacer, más fácil será procrastinar
  5. Gestiona tu energía no tu tiempo: Es importante que trabajes en tus mejores momentos. Si estás agotado o de mal humor, tus probabilidades de procrastinar aumentan considerablemente. Para tener una mejor actitud,descansa lo suficiente, controla tu nutrición y haz ejercicio.

Está claro que esto de dejar de procrastinar no es fácil, pero con práctica y creacion de nuevos hábitos todo se puede.

“Aplazar una cosa fácil hace que sea difícil. Aplazar una cosa difícil la hace imposible.” ~ George Claude Lorime

Un saludo de LA GORDITA COB GAFAS

NOTA: Paginas consultadas:

¿REALMENTE CREES QUE NO TIENES FUERZA DE VOLUNTAD?

Hoy quiero tratar una de las excusas más comunes que se utilizan ante cualquier proceso de cambio ya os imagináis cual es..La mayoría de las personas cuando se proponen nuevos retos, sobre todo los relacionados con la salud como es el adelgazar, hacer más deporte, dejar de fumar… solemos recurrir a la “FALTA DE FUERZA DE VOLUNTAD” para ni siquiera comenzar a conseguir nuestros objetivos, o abandonarlos ante la primera tentación, recaída o simplemente falta de motivación.

Como bien sabéis, yo me pase 34 años encerrada en un cuerpo que no quería, saboteándome y resguardándome bajo el paraguas de las mil excusas: “yo voy a ser gorda siempre… “, “soy de hueso ancho…” “no merece ya la pena intentarlo… “ahora me viene mal porque estoy muy estresada…”,” total ya fracasé con mil dietas…”,” mejor empiezo después de vacaciones…” etc. etc.  Al final todo se resumía en   mi gran creencia limitante: ¡NO TENGO FUERZA DE VOLUNTAD! Por lo tanto ¡NUNCA VOY A CONSEGUIR ADELGAZAR NI MANTENER UNOS HÁBITOS SALUDABLES!

Esta creencia de no poder cambiar aquello que no me gustaba en mi vida, me acompañó siempre, y a día de hoy sigue siendo una de las excusas que más escucho en mis clientes en mi consulta o en personas que me conocen y les gustaría perder peso, pero se excusan bajo ese mismo paraguas. La gracia de todo esto es que la mayoría de las personas que han vivido mi transformación de pérdida de peso, me alaban diciéndome: “es que tú tienes mucha fuerza de voluntad” y yo siempre respondo: ¡qué va! ¡yo nunca la he tenido!

Yo no tengo nada de especial, lo digo siempre, es más me considero bastante perezosa y con tendencia a la autocompasión y al autoconvencimiento de que lo que yo creo son verdades absolutas. Tanto es así que lleguÉ a creer que nunca me compraría un pantalón de la talla 38, que nunca correría una carrera, que nunca pediría una ensalada en un restaurante…. Tenía tantas creencias limitantes que me impedían ver la cantidad de cosas que ya había conseguido en mi vida a través de mi fuerza de voluntad, constancia, esfuerzo y sacrifico, y solo porque esas cosas ya conseguidas las quería y NECESITABA CON TODAS MIS FUERZAS.

Porque no hay que tener fuerza de voluntad para estudiar una carrera? Para sacrificar veranos enteros de clases particulares estudiando? Para preparar años oposiciones? Para encontrar trabajo? ¿Para trabajar en cosas que no te gustan? Para ser madre o padre? Para cuidar de algún familiar enfermo? ¿Para asumir una ruptura sentimental? Para perder a un ser querido? Y para miles de cosas en la vida que todos realizamos constantemente, pero de forma inconsciente, sin valorarlo, sin pensar que detrás de ese acto hay una FUERZA motriz que solo habita en nosotros y que consigue que realicemos todas esas cosas sin darles apenas importancia.

Por eso he empezado este escrito con esa pregunta ¿de verdad crees que no tienes fuerza de voluntad? ¡YO CREO QUE TODOS LA TENEMOS!, pero solo la utilizamos para conseguir objetivos que realmente nos resulten enriquecedores y en los que creemos al 100%. O cuando no nos queda más remedio que enfrentarnos a nosotros mismos y vencernos.

Yo no me vi motivada a cambiar mis hábitos alimenticios hasta que descubrí y analicé las consecuencias y la situación tan extrema en la que me encontraba.  Yo no quería pasar por un quirófano, yo no quería seguir sufriendo por falta de autoestima, yo no quería seguir comprando ropa que no me gustaba, yo ya no me quería conformar con ser solo UNA GORDITA CON GAFAS.

Si quieres cambiar algo en tu vida:

  1. FIJATE UN OBJETIVO: que sea realista y medible y cuanto más específico sea, mejor. Por ejemplo: quiero perder peso para poder sentirme más ágil, más saludable y tener mayor autoestima…para el próximo verano sentirme super orgullosa.
  2. ESCRÍBELO: pon tu objetivo específico por escrito. Las investigaciones muestran que escribir un objetivo forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo. Escribe tu objetivo para no perderlo de vista y para recordarte a ti mismo lo mucho que deseas alcanzarlo.
  3. TRAZA UN PLAN DE ACCIÓN: busca que acciones necesitas para lograr ese objetivo y fragméntalo en pequeñas metas para lograrlo.
  4. ANALIZA, EVALÚA Y APRENDE DE TUS PROGRESOS: no todo siempre es perfecto y tal y como dice el proverbio chino “si te caes 5 veces te levantas 6” de los errores también se aprende.
  5. SIEMPRE CREE EN TI, Y EN TU CAPACIDAD PARA CONSEGUIR LO QUE TE PROPONGAS, porque “Solo una cosa vuelve un sueño imposible. El miedo al fracaso”. Paulo Coelho

Y si crees que tu solo no te ves capaz, ponte en manos de profesionales como por ejemplo una “gordita con gafas” coach nutricional.  Porque ¡si yo puede, tú también puedes!…Todo lo que siempre quisiste lograr se encuentra al otro lado del miedo y si necesitas ayuda ¡DÉJATE AYUDAR!

Ya sabeis donde podeis contactar conmigo:

 

¿Y TÚ, EN QUE ETAPA TE ENCUENTRAS PARA REALIZAR CAMBIOS EN TU VIDA?

Ya llegó el fin del verano, la vuelta al cole y a la rutina!

Ya llegó esa época del año en las que los gimnasios sacan sus promociones de captación :»paga un año y te ahorras 100€» (para luego ir solo 20 días, y lo sabes!)

Ya llegaron a los kioscos los miles de coleccionables que nadie acaba: cursos de idiomas, punto de cruz, dedales, miniaturas….

En fin, que ya es septiembre y pretendemos comenzar de nuevo con los propósitos no cumplidos en Año Nuevo : dejar de fumar, aprender ingles, hacer mas deporte y como no…. el clásico de los clásicos PONERME A DIETA!!

Para llevar a cabo cualquier acción de cambio con éxito ( hablo con conocimiento de causa , puesto que ya sabéis que logré adelgazar 56 kg en un año y medio con dieta, deporte y herramientas de desarrollo personal, coaching) es importante saber desde que situación emocional y desde que grado de compromiso partimos .

Hoy quiero hablaros de un modelo llamado Modelo TRANSTEÓRICO DEL CAMBIO propuesto por Prochaska& DiClemente en 1984, qué formula la hipótesis de que los cambios de conducta ( tanto espontáneos como recomendados por un profesional) siguen una serie de etapas mas o menos estandarizadas.  Este modelo , también llamado por muchos coachs RUEDA DEL CAMBIO concibe el cambio de conducta como un proceso relacionado con el progreso a través de una serie de 5 etapas o estadios: Precontemplación, Contemplación, Preparación, Acción y Mantenimiento.

Estas etapas se consideran de forma cíclica , puesto que no funcionan como etapas de un solo sentido siguiendo este esquema:

etapas-de-cambio

 Para saber en que etapa nos encontramos y no extenderme mucho las definiré de forma breve

1. Precontemplacion: negación del problema. La persona no se da cuenta de que debe hacer cambios en algunos aspectos de su vida.

Ejemplo: yo no necesito cambiar mis hábitos alimenticios a pesar de tener sobrepeso.

2. Contemplación: La persona empieza a tener algunas dudas sobre su conducta. Empieza a sopesar los pros y contras aunque no se ve todavía con ánimo de intentar un cambio. Se encuentra dispuesto a realizar cambios pero no sabe cuándo ni cómo.Esta fase es mayoritaria para las personas que se inician en un proceso de coaching, donde los sujetos se muestran receptivos a las posibilidades de cambio y por tanto muestran interés en descubrir cómo empezar a modificarla y cómo el coaching puede ayudarlos

Ejemplo: empiezo la dieta el lunes.., empiezo después de la visita al médico, empiezo cuando no tenga tanto trabajo, cuando tenga más tiempo, cuando acabe con lo que tengo en la nevera….. sabéis de lo que hablo verdad?? Jaja

3. Determinación (preparación + acción): Es la etapa en la que el sujeto realiza los cambios más visibles para modificar su comportamiento, sus experiencias o su entorno con el fin de superar sus problemas. A menudo se confunde acción con cambio y sin embargo esta etapa se relaciona con el compromiso y el plan de acción más que con el cambio en sí.

Ejemplo: ya no puedo seguir así… si quiero algo tendré que actuar, y si no puedo solo deberé pedir ayuda.  PUES LO HAGO YA! Y me comprometo y  actúo (comienzo a cambiar mis hábitos ya)

4. Recaída: Es una fase normal (más que excepcional) sobre todo en los procesos de cambios asociados al ámbito clínico ( alimenticios, adicciones etc.) Durante esta fase el individuo se desmoraliza y vuelve a etapas anteriores del proceso de cambio. Cada vez que se produce una regresión, más que considerarse un error, debe ser considerado como un aprendizaje potencial.

Ejemplo: hoy ya me salte la dieta pues mañana ya sigo comiendo  mal….total ya la lié ya he fracasado..

Lo ideal sería hoy he recaído,pero mañana compenso y comienzo de nuevo…ya sabéis lo que dice el famoso proverbio : » si te caes siete veces, levántate ocho»

5.  Mantenimiento: Esta es la fase objetivo de cualquier proceso de coaching,  es decir, mantener los nuevos hábitos adquiridos de forma permanente. Aunque tradicionalmente se consideraba una etapa estática se trata de una continuación y el criterio para considerar la fase de mantenimiento es el compromiso en la mejora e implicación total en mejorar siempre.

En algunos casos se identifica un sexto estado Terminación, que se aplica en algunas conductas, especialmente las adicciones. Este es un estado en el cual los individuos no tienen tentación y sí un cien por cien de autoeficacia. No importa si están deprimidos, ansiosos, aburridos, solos, enfadados o estresados, ellos están seguros de que no volverán a su antiguo hábito.

Ejemplos de Mantenimiento: seguiré con mis nuevos hábitos adquiridos para siempre como: comer 5 veces al día, beber 2 litros de agua, compensar los excesos de comida, controlar los alimentos procesados comos la bollería industrial, seguir practicando deporte, controlar mis emociones …

Ejemplo de Terminación:  un ex-fumador ( como es mi propio caso) que lleva años sin fumar  y que además no siente ningún deseo de hacerlo o incluso repulsión. Como si nunca hubiera fumado. (¡HAY SI PUDIERA PASARME ESTO CON LOS DULCES!! JEJE)

Hasta aquí la teoría, ahora hay que ponerlo en práctica, ¿comienzo  yo?:

Yo, la eterna Gordita con gafas, después de la fase de recaída que viví todo el  verano y de la fase de contemplación en la que mantuve las ultimas semanas de agosto, confieso que ahora, ¡por fin! me encuentro en la fase de DETERMINACIÓN! Hay que perder lo que se ha ganado YA! y para eso ya he trazado mi propio plan de acción de dieta y deporte y lo estoy llevando a cabo desde hace 10 días.

Bueno pues ahora viene la pregunta ¿ y vosotr@s seguidores y seguidoras en que fase os encontráis?

Será un placer leer vuestros comentarios y si necesitáis de mi ayuda ya sabéis donde me podéis encontrar…

Un saludo de la GORDITA CON GAFAS

 

 

¿A qué estás dispuest@ a renunciar por permanecer gord@ o excesivamente delgad@?

No quiero ser hipócrita y no vender lo que no soy… después de mis dos últimos post de COMO HACER DIETA EN VERANO Y NO MORIR EN EL INTENTO Y ¿QUE TIPO DE HAMBRE SIENTES? Me veo obligada a añadir este nuevo post confesando que esta coach nutricional, “gordita con gafas” y comedora emocional ¡ha engordado!.

Seguro que muchos os estaréis diciendo: “consejos vendo que para mí no tengo”.

Después de adelgazar 56 kilos en un largo y duro proceso de aproximadamente un año y medio de duración en el que NUNCA (100% real) me salté mi plan nutricional me di cuenta que vivía por y para mi cuerpo, y no tenía en cuenta mi mente. Llegué a pesar 54 kg (hay que tener en cuenta que partía de 115 kg) pero era muy infeliz en esa minúscula talla.  Descubrí que mi peso ideal no era el que marcaban los parámetros médicos como el Índice de Masa corporal y otros muchos que descubrí estudiando nutrición… mi peso ideal es ese en el que yo me miro en el espejo y consigo verme bien, mi mente se siente positiva y motivada a emprender cualquier acción por imposible que parezca que sea. No se trata de un número en una báscula sino de un estado anímico y un cuerpo capaz de mantener con una alimentación y hábitos de vida saludables, no sentir que vivo a dieta perpetua.

Me di cuenta del precio que estaba pagando por seguir y mantenerme en esa talla 36, y lo peor… es que no paraba de adelgazar y querer más! Pasó un tiempo (2 bodas y un buen cocido en Potes, Cantabria) hasta que admití el alto precio que estaba pagando por ese físico de “insecto palo”, con el que había perdido no solo kilos, sino también mi esencia y mi identidad.

Cuando uno pasa por estas fases, se da cuenta de lo importante que es  ¡ NO RENUNCIAR A LA FELICIDAD, POR UN CUERPO PERFECTO!! (Que además no creo que exista esa perfección porque es muy subjetivo).  No quiero vivir pensando que me voy a pasar la vida a dieta súper estricta… de ahí que después de tanto esfuerzo y sacrificio y de encontrar mi peso ideal (60-65 kg) me haya pasado un poquitito de largo estos últimos meses.

Yo no era feliz ni con 115 ni con 54 kg, hay que realizar un proceso de desarrollo personal( aquí es donde encaja el COACHING) unido al cambio de hábitos nutricionales, para conseguir ese estado físico y mental ideal para cada uno… y creedme, no hay especialista, científico, ni doctor que sepa mejor que uno mismo cuál es ese “peso ideal”.

Durante todo este tiempo nunca he renunciado a la vida social! Es más, a tod@s mis coachees les informo que es fundamental mantener las relaciones sociales, salir de tapas por esta maravillosa ciudad, eso sí, con condiciones: evitar el alcohol (cortos con muuuucho gas para todos), tomar solo tapas de verduras y proteínas, como nuestra fabulosa cecina y todo lo que se haga en “exceso” ¡se baila! ese mismo día.

Cuando uno empieza un plan de adelgazamiento es muy importante que tu entorno sea favorable, que tus amigos y familiares conozcan tus circunstancias para que te apoyen y no te inciten al famoso: ¿no comes el pan? ¿ no te tomas una copa? ¿no pruebas la tarta , es casera: no engorda! Etc. etc. Es duro dar explicaciones y más en mi caso que llevo años justificando e inventando excusas tanto cuando tenía obesidad y ahora tengo que justificarme cada poco cada vez que como algo más de la cuenta. Porque siempre va a haber alguien que con «todo el cariño del mundo» te va a decir: ¿ tu puedes comer eso? has engordado? jaja

¡Basta ya de excusas! ¡Se está acabando el verano las fiestas del pueblo, el chiringuito de la playa, las terrazas, las paellas multitudinarias… ¡DRISFRUTA!, pero ¡COMPENSA TUS EXCESOS! ¡Esa es la clave del éxito!

Os dejo que me tengo que ir a preparar mis verduritas antes de salir a correr para quemar la paella del Domingo!

Un saludo LA GORDITA CON GAFAS

Ya os he informado de mi nueva web donde teneís más información de cómo es mi trabajo y de cómo os puedo ayudar a conseguir ese objetivo de «peso ideal» ..porque ¡si yo pude todo el mundo puede!

Coach Nutricional Virginia Martínez

info@coachnutricionalvirginiamartinez.es

o mándame un mensaje a través de este formulario